Información y formación con visión de género

El preceptor que acosaba a las alumnas

92 0

Facundo Famelli trabajaba en el Comercial 21 de Flores (CABA) y fue denunciado por varias estudiantes ante las autoridades del colegio. Como la directora no respondió, una de las chicas publicó las conversaciones de chats que lo delatan en redes sociales. Se abrió una investigación penal y el acosador fue apartado de su cargo.

Por Cosecha Roja

“Querés escaparte mañana y no entrar? De la falta olvidate, y nos encontramos”, le escribió Facundo Famelli, preceptor del Comercial 21 de Flores, a una de las alumnas de la escuela. A otras las invitó a tomar un helado o a dormir con él. Las chicas hablaron con la directora del colegio. Le contaron que el preceptor las acosaba, le mostraron las capturas de pantalla de las conversaciones y los mensajes de voz. La escuela no respondió y una de las chicas publicó los chats en las redes sociales: se abrió una investigación penal, la directora fue sumariada y el preceptor apartado del cargo.

“Soy muy vueltera, increíble, si te relajaras un poquito”, le dijo a una chica en uno de los audios publicados. Unos segundos después grabó otro: “¿No hay una mínima chance de que me dejes pasarte a buscar mañana y vayamos juntos al colegio?”. La chica dejó de responder. Él insistió: “¿Es mi sensación o te gusta juguetear, histeriquear un poquito?”.

“Es sumamente peligroso que un chabón así trabaje con menores, obviamente las autoridades no hacen nada”, escribió la alumna que lo denunció. El tuit se viralizó. “Tomamos conocimiento a través de las redes sociales e hicimos la denuncia de oficio ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad”, explicó  Yael Bendel, titular de Ministerio Público Tutelar.

La causa quedó en manos de la fiscal porteña Celsa Ramírez, quien ordenó analizar las capturas de chats y mensajes de voz que el acusado les enviaba a las chicas de primero y cuarto año. Las autoridades del Ministerio Público Tutelar ofrecieron apoyo a las víctimas para que se garantice los derechos a la integridad psicofísica y sexual y a continuar su educación libremente sin sufrir acosos ni amenazas del preceptor denunciado.

Después de la denuncia, el Ministerio de Educación abrió un sumario contra la directora y ordenó trasladar al preceptor a funciones en las que no esté en contacto con menores. “La directora no hizo lo que hay que hacer”, dijo Bendel. “Las leyes establecen que ante una denuncia o sospecha de violencia o maltrato inmediatamente hay que correr al adulto y dar aviso inmediatamente a autoridades judiciales y ministeriales para que se investigue”, explicó.

Bendel dio recomendaciones sobre cómo deben actuar padres, madres y autoridades ante casos similares. “Es importante hablar con los hijos, dejarles la puerta abierta a que cuenten todo lo que les está pasando. Creerles y denunciar cuando están siendo víctimas de un delito”, dijo.

“Lo recomendable siempre es recurrir a las instituciones”, explicó Bendel. En muchos casos -como este- a las autoridades les cuesta creerle a los chicos y chicas. La respuesta, entonces, es el escrache. “No es el medio más eficaz porque deja a los chicos muy expuestos, muchas veces quedan solos. Tienen que enfrentar un mundo mediático que no conocen. Entendemos que en este caso es lo que pudieron hacer y lo celebramos”, dijo la titular del Ministerio Público Tutelar.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar