Cosquín: El municipio despide a una trabajadora sin causa en período de lactancia en contexto de pandemia

Cosquín: El municipio despide a una trabajadora sin causa en período de lactancia en contexto de pandemia

Una trabajadora de la Municipalidad de Cosquín fue despedida sin causa luego de reincorporarse tras un embarazo de riesgo. ATE Córdoba denunció que la medida fue arbitraria y además sufrió otras vulneraciones de derechos con anterioridad, que no respetaron por ejemplo su situación de lactancia. La mujer es madre de tres hijxs, unx de ellxs con discapacidad.

Después de transitar un embarazo de riesgo que la obligó a someterse a un tratamiento médico para su recuperación, una trabajadora del estado de la localidad cordobesa de Cosquín fue despedida “sin causa”, cuando se reincorporó a su espacio laboral. La decisión, según expresaron desde ATE, gremio al que pertenece la damnificada y que acompaña el pedido de reincorporación, la tomó el ejecutivo municipal encabezado por el intendente Gabriel Musso.

La medida que calificaron de “compulsiva y carente de atino legal y ético por parte del ejecutivo municipal”, afecta a una mujer con 7 años de antigüedad en el estado, madre de tres hijxs, uno de ellxs con discapacidad.

“El Departamento de Géneros y Diversidades de ATE Córdoba exige la inmediata reincorporación de la trabajadora en cuestión, cuyo despido es el resultado de una sucesión de arbitrariedades y violación de los derechos fundamentales del trabajo que la compañera despedida tuvo que soportar por parte de funcionarios de distinto rango del municipio y produciéndose en un contexto critico de pandemia”, expresaron desde el Gremio.

Según entienden este despido es en represalia por ser esta mujer afiliada a ATE, y no es la primera vez que deben denunciar las arbitrariedades de la gestión del intendente Musso, lo hicieron con anterioridad en la seccional Cruz del Eje con presentaciones y comunicados de prensa.

El despido de la trabajadora es el final de una serie de hostigamiento que sufrió, entre ellos: “desempeñar funciones que no eran de su competencia, el traslado compulsivo a otra área sin los elementos de trabajo correspondiente al puesto, el recorte salarial por encontrarse con un embarazo de riesgo en medio del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO), los cambios de horarios de trabajo desconociendo el periodo de lactancia en la que se encuentra la trabajadora”, señalaron.

Además dejaron de manifiesto que este accionar municipal es violatorio del decreto presidencial 761/2020 – Prohibición de despidos y suspensiones, que rige hasta el 30 de noviembre para  los despidos y suspensiones en el marco del pandemia del COVID-19.

Compartinos tu opinión