Información y formación con visión de género

“Falta presupuesto para atender casos de violencia”

79 0

Por: Magdalena Bagliardelli

La abogada Denise Della Mea participó de una charla sobre Violencia de Género y Justicia. En diálogo con La Marea cuestionó la falta de partidas presupuestarias en el sistema judicial y apuntó a reforzar la prevención de las violencias. 

 

-Conocemos casos de mujeres que sufrieron violencia y cuando van a denunciar no está el juez para que dicte una medida cautelar, sobre todo, los fines de semana. ¿Qué opina?

 

-En términos del procedimiento y la ley, cuando uno la lee está bonita y aceitada pero el mal funcionamiento tiene que ver con los operadores jurídicos. Yo creo que a todas las leyes si no le ponemos carne, si no actuamos como auxiliares de la justicia, incluido desde quién toma la denuncia -que puede ser un policía si es un fin de semana- hasta quien dicte esta medida de restricción -que tiene que ser el juzgado y tiene que estar de turno- no va a funcionar bien. 

 

-El equipo técnico que atiende en situaciones de violencia de Río Cuarto ¿llega a contener las demandas?

 

-No. Falta presupuesto para reforzar el equipo técnico. Hay cuatro chicas que trabajan muy bien, pero hay un solo equipo técnico, que sería necesario reforzar incluso por la capacidad del juzgado de atender a la cantidad de gente que se presenta. La asesoría letrada en tiempos de crisis se duplica, los asesores trabajan muchísimo y hacen como pueden: hay más gente que denuncia que antes, por el empoderamiento de la mujer, y al mismo tiempo, hay un problema económico en nuestro país que hace que las mujeres acudan con el asesor letrado porque no tiene dinero para contratar un abogado. 

 

-¿Ud. Considera que debería haber más gente trabajando en la justicia?

 

-Sí. Se pidió mucho tiempo el juzgado de familia, si bien no se agrandó la cantidad de juzgados existentes, lo que se hizo fue especializar dos. Pero haría falta un refuerzo en cuanto al equipo técnico.

 

-En los tribunales de Córdoba hay un juzgado de violencia de género ¿facilitaría el acceso a la justicia su hubiese uno en Río Cuarto?

 

-Sí, por supuesto, mientras más se pueda especializar en la temática van a poder trabajar mejor.

 

 

-¿Cómo inicia el mecanismo judicial, cuando una una mujer llega a denunciar una situación de violencia?

 

-Cuando una mujer realiza una denuncia por violencia de género o violencia familiar, la primera medida que se toma es una medida cautelar, es decir, que no se le pregunta al acusado si ha ejercido violencia sino que activa este mecanismo que puede consistir en ordenar la exclusión del violento del hogar donde vive la familia; un impedimento de contacto, desde una perimetral a la entrega de un botón antipánico. La denuncia puede ser realizada en unidades judiciales, en comisarías o en tribunales, siempre que estemos hablando de delitos comunes, que son tipos distintos a la violencia familiar en sí. De ahí se inicia otro mecanismo: si existe un delito, pasa a fiscalía, o si solamente está en el marco de la violencia familiar, se traslada al juzgado de familia.

 

-En cualquier caso, ¿es un juez el que dictamina esa medida?

 

-Exactamente, es el juez de violencia, acá en Rio Cuarto se ha abierto el segundo juzgado de violencia de género, violencia familiar, niñas, niños y adolescentes. Es un juzgado nuevo.

 

-¿Cuál es su visión respecto de cómo hacer para erradicar o disminuir los casos de violencia?

 

-Es una pregunta muy amplia, no es unicausal la violencia y no hay una sola respuesta. Creo que es necesario apuntar siempre a la prevención, claramente es a lo que apuntan todas las leyes, que tiene que ver con erradicar estereotipos, con reparar ese daño una vez que sucedió un hecho y cómo contener a esa mujer. Considero que se tiene que seguir hablando sobre esta cuestión en todas las áreas, incluso desde la comunicación. Nuestro caso más obsceno, y no sucedió hace mucho, fue el de Nora Dalmasso, donde la prensa realmente revictimizó a esta mujer más allá de que la Justicia también lo hizo. Fue una situación mal manejada. Creo que hay un cambio cultural al que todos le tenemos que poner el cuerpo y apuntar a la prevención no sólo desde la justicia, sino desde la psicología, la escuela, es muy importante, la familia. 

 

-¿Qué rol tienen los medios de comunicación al respecto?

 

-La Convención Belem do Pará dice que los estados tienen que fomentar que desde los medios de comunicación sean sensibles a la temática de género, porque son reproductores de estereotipos. Hay casos como el de Laura Mansilla, que se cumplieron 26 años en octubre de su muerte, una chica de 15 años que fue violada por chicos de su misma edad, ocho varones, en un barrio de la periferia, que fueron juzgados pero hay que generar en los lugares espacios de reflexión. Me parece importante también porque uno solo busca cubrir el femicidio, o las causas más graves, pero en realidad tenemos violencias constantes y a eso alguien tiene que ponerle el freno.

 

Protección de la niñez

 

-¿Cuál es la situación de vulneración de derechos de niños en Río Cuarto?

 

-Hay mucha violencia económica con respecto a los niños. En casos de separaciones, divorcios en los que la madre tiene que pelear por la cuota alimentaria, los plazos de la justicia no son los de familia, mucho menos de los niños. 

Córdoba en general tiene legislaciones de avanzada desde siempre: con los juzgados populares y ahora con la ley de mediación, pero a veces los plazos se van muy lejos. Podés tener una mediación ahora y quizás te dan otra cita para el mes que viene. También hay casos en que se da una guerra de pobres contra pobres, porque es real que esos hijos tienen una necesidad, y también es real que a veces el papá no se la puede pasar a la cuota. Así como está el que hace un artilugio para decir que cobra la mitad y también está el que no lo quiere pasar directamente. Tampoco es valorado el cuidado de ese niño, de quien tiene la tenencia. 

 

-¿Y qué debería suceder en este sentido para agilizar la justicia?

 

-Cuando la justicia sentenció que hay que pagar determinado dinero, se lleva a un registro de morosos alimentarios que existe en la Provincia. También hay un proyecto que sale de la Nación, que pasó por senado y tiene que pasar por diputados, que rige no solamente para funcionarios públicos, sino que establece que se harían circulares bancarias, no podrían operar con tarjetas de crédito los deudores morosos alimentarios. Entonces, las leyes están, nosotros tenemos que ser operadores en ese sentido de poder resolver y sobre todos agilizar los tiempos, porque por ahí nos olvidamos que estamos tratando sobre relaciones familiares y lo que tenemos que preservar como auxiliares de la justicia es la familia, no agravarla. 

 Denise Della Mea fue invitada a participar de una charla sobre Violencias de Género y Justicia, en la sede de Universidad Siglo 21, organizada por el Obsevatorio de Ética, Violencia de Género y DDHH.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar