Información y formación con visión de género

El Arzobispo Fernández defendió el Encuentro de Mujeres de La Plata

57 0

El mensaje del cordobés llega luego de fuertes presiones para que la Iglesia local y el Municipio se opongan al evento.

El Arzobispo de La Plata pidió a sus fieles que “eviten cualquier forma de agresión verbal y toda iniciativa que termine siendo provocativa” hacia quienes participen del Encuentro Nacional de Mujeres que será el 12, 13, y 14 de octubre en dicha ciudad.

El mensaje llega luego de fuertes presiones para que la Iglesia local y hasta el Municipio se opongan al evento.

El cordobés Víctor Manuel Fernández además buscó dejar en claro que desde la curia platense no se organiza ni se alienta una “resistencia” contra el evento, sino que por el contrario se apoya a quienes participan del encuentro.

“Corre por las redes que prometen quemar y destruir. Estoy seguro de que la mayor parte desea hacerse oír pacíficamente, reivindicando un legítimo derecho a protestar. Las que quieren dañar y destruir no las representan a ellas ni a la inmensa mayoría de la sociedad. De todos modos, quienes no hemos sabido asumir como propios los legítimos reclamos de las mujeres simplemente tendremos que abrir el oído. Bienvenidas las que vienen a enriquecer el debate público”, manifestó.

“Ruego a todos los católicos que eviten cualquier forma de agresión verbal y toda iniciativa que termine siendo provocativa. Las mujeres católicas podrán dar su opinión en los talleres, o bien orar en sus casas. Pero no caben en esos días acciones que, con la excusa de proteger iglesias, puedan interpretarse como una resistencia cristiana”, puntualizó Fernández.

“Quienes cuiden las iglesias y otros lugares serán las estructuras dependientes del Estado que se organizan para preservar el orden público. Como arzobispo de La Plata, me comprometí a procurar evitar todo acto, movilización o expresión que se manifieste como una contraofensiva, lo cual sería inútil, ineficaz e imprudente”, recordó.

Las declaraciones del prelado estuvieron signadas por una actitud de apertura y compresión al reclamo de las mujeres y disidencias.

“Hay gente con miedo, incluidos miembros de las fuerzas de seguridad, políticos y vecinos, como si viniera una horda sedienta de venganza y destrucción. Pero son mujeres, de muchos colores, con diversas formas de defender sus derechos, y también con diferencias entre ellas. Las une el sueño de una verdadera igualdad, y la ira se entiende cuando se recuerda la historia, siglos de opresión, de humillación, de dominio machista, de violencia”, escribió.

“A veces la bronca se concentra contra la Iglesia, que necesita una autocrítica en este tema, como en tantos otros. Durante siglos toleró la esclavitud aun cuando su fe le decía que cada ser humano -mujer o varón- tiene una dignidad inalienable”, agregó.

Y concluyó: «No pretendo con estas líneas conformar a nadie, pero ofrezco mi humilde oración y mi pobre capacidad para que sigamos caminando hacia una sociedad más inclusiva. El sueño es que brille cada vez mejor la igualdad entre todos los seres humanos y el inmenso valor de cada persona más allá de su color, origen, ideas, desarrollo y orientación sexual».

Fuente: Redacción La Nueva Mañana

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar