Mujeres al frente

San Luis: amparos colectivos y asambleas ante la vulneración de los derechos

 

ATE San Luis, ADEM, el SIEP y varios centros de salud permanecen en estado de alerta e impulsando recursos judiciales ante el decretazo de Javier Milei, la ley ómnibus y las medidas provinciales. Un amparo judicial adelantó el pago de la segunda cuota del salario de diciembre. 

En la misma línea que el presidente Javier Milei, el gobernador de San Luis anunció que “no hay plata” y la decisión no incrementar los haberes para enfrentar el feroz ajuste sino, que pagará los sueldos en cuotas. En tanto, el lunes 8 de enero la justicia de San Luis dió lugar al amparo presentado por ATE y el gobernador Claudio Poggi anunció que se adelantará la cuota 2 del pago de sueldo, correspondiente a diciembre, al 10 de enero (cuando tenía previsto pagarla el 15/01). Sin embargo, hay un gran porcentaje de estatales que siguen sin cobrar nada, que están siendo trasladados, dados de baja e incluso son saber su realidad.

Desde la puesta en vigencia del decretazo de Milei y el envío del paquete de leyes y modificación de otras leyes al Congreso de la Nación el tema se convirtió en el debate central tanto en medios como entre los sectores sociales.

 

A esto se suman las medidas anunciadas por la Ministra de capital humano y la Ministra de seguridad que, con una mirada más cabacentrista puesta en los cortes del puente Pueyrredón amenazaron a quienes perciben beneficios sociales “el que corta no cobra”.

 

Pero el resto del país, aunque no pueda dar vuelta una elección si se habla desde los números, también sufre el impacto de las medidas que se suman al arrastre de una inflación aplastante, precarización laboral, salarios más bajos que en la Capital Federal, poco acceso a la justicia y un clientelismo político naturalizado.

 

En San Luis, desde hace décadas que los “punteros” de los barrios son quienes “consiguen” los planes sociales y son quienes también se quedan con una rebanada, con la excusa de contribuir con la organización.

 

Mientras ellos, que en su mayoría son varones, cuentan con trabajos estables, aportes jubilatorios y obras sociales, las mujeres, muchas madres de varios hijos e hijas, deben resignar el 20 o 30% del escaso plan social sin chistar para que no se los quiten del todo.

 

Las mujeres, lesbianas, travestis, trans y disidencias sexo género políticas, las y los adolescentes y la niñez empobrecida de San Luis capital y de cada una de sus localidades rurales y semi urbanas la pasan mal hace tiempo. Basta con bajar por la céntrica calle Belgrano camino a la rotonda de pescadores para ver el espantoso paisaje. De un lado al otro de la ruta se levantan casillas de nylon, techos de cajones de manzana, cartón y muy de vez en cuando, algo de chapa de descarte.

 

Miriam llegó al barrio a los 14 años, embarazada producto de abuso sexual y luego echada de su casa por su propia familia. “Así como yo hay muchas chicas acá, que los gobiernos dice que es gente que viene de afuera, de otras provincias, pero lo cierto es que somos de acá”. Miriam, como otras, compran suelto. No hay pedidos mensuales, no hay tarjeta para aprovechar cuotas o descuentos. Apenas hay para comprar un pan, saquitos de té sueltos, algo de azúcar y un tercio de jabón de pan blanco que sirve para bañarse, lavar la ropa y los pocos utensilios.

 

El calor debajo de la chapa es abrasador y en invierno el frío hiela los huesos.

¿Qué pasa con Miriam si todo aumenta un 200%? ¿Qué pasa con Miriam si le sacan el único plan social que cobra? ¿Que pasa si la piecita que alquila de pronto aumenta al doble y si no lo puede pagar la desalojan?

 

Quizás la historia de Miriam y de un 40% de la población pobre era invisible para el resto de la sociedad pero desde que asumió el Gobernador Claudio Poggi en San Luis la preocupación y el impacto diferencial sobre las mujeres en toda su diversidad fue generalizado.

 

En un contexto en el que la inflación de noviembre marcó el 12,8% el gobernador anunció “no hay plata”, en la misma línea que Milei y decisión no solo no incrementar los haberes para enfrentar el feroz ajuste sino, pagar los sueldos en cuotas.

 

En una conferencia de prensa por YouTube m dijo que la situación de la provincia está en una “desastrosa situación financiera” y que debido al “dispendio irresponsable de los fondos y los nichos de corrupción”, las cuentas están en rojo. Señaló que “en 2020 ascendió a $4.172 millones, en 2021 a $9.117 millones, en 2022 a $7.172 millones y el de 2023, con recursos por $456.641 millones y gastos por $581.761 millones el déficit ascenderá a $125.119.974.433,75”

 

Por esto, prometió reducir la planta de funcionarios en un 40%, frenar la obra pública, desdoblar los sueldos de diciembre, enero y febrero, como también un censo del personal y automotores.

 

La realidad es que a pesar del censo presencial, muchas personas que trabajan en la administración pública se vieron afectadas negativamente. Algunas no perciben sus sueldos hasta la fecha, otras cobraron menos de la mitad, otras no figuran en capital humano mientras que hay personas que fueron desvinculadas de un día para el otro.

 

Los ánimos no son los mejores. En las largas filas de reclamo hay expresiones de temor por perder la única fuente de sustento en un terruño de tradición feudal en donde quien no trabaja para el Estado es prestador.

 

Reacciones:

Ante esta situación la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de San Luis anunció que la justicia habilitó la feria para tratar la medida cautelar presentada junto a la Defensoría del Pueblo para el pago total de los sueldos y no en dos cuotas.

 

Por su parte el SIEP, Sindicato de Empleados provinciales presentó un recurso administrativo y una nota ante el Gobernador Poggi intimando a que se sigan afectando los derechos de las y los trabajadores aduciendo que “los alquileres, los servicios y poner los alimentos sobre la mesa no son cosas que esperan”.

 

En algunos centros de salud y también en el Instituto de Formación Docente Continua se realizaron convocatorias para asambleas y pensar en estrategias conjuntas más focalizadas en la realidad que viven el personal de salud y docentes.

 

Por su parte, el movimiento feminista también está en marcha.

 

Desde ADEM Asociación por los Derechos de las Mujeres Personería Jurídica 5/505, integrantes de la Coalición DDHH de las Mujeres de las Américas en la OEA, en alianza con otras organizaciones locales, nacionales y regionales impulsan una acción en defensa de los derechos de las mujeres de la provincia de San Luis que se ven afectadas por las medidas adoptadas por el Estado Nacional, Provincial y Municipales.

 

En los argumentos destacan que “en San Luis, más de un 60% son mujeres a cargo de hogar, responsables de sus hijos e hijas, quienes en un escaso porcentaje reciben cuota alimentaria en tiempo y forma”. Además, expresaron: “ell 90% de las mujeres que acompañamos desde ADEM a lo largo de 19 años en situaciones de violencia, vulnerabilidad social, abuso y trata de personas, están en situación de informalidad, precariedad laboral o desocupadas subsistiendo con un plan social y la Asignación Universal Por Hijo.”

 

“En los últimos días, muchas mujeres de San Luis resultaron gravemente afectadas en lo económico, social, en su salud integral, en la estabilidad laboral, en la supervivencia y en el acceso a los derechos humanos más básicos al quedar desocupadas, al no percibir sus salarios completos o en parte, al ver como les rebajan su categoría, y ante la decisión del gobierno de pagar los haberes de la administración pública en cuotas. Desdoblamiento salarial.

 

A esto se suman la inflación arrastrada que llegará al 200%, las medidas como la derogación de la Ley de Movilidad jubilatoria, la privatización de varias empresas estatales, la derogación de la actual Ley de Alquileres por lo que los precios serán acordados «entre las partes» en base a la Ley de Contrato Comercial y se podrán fijar precios en dólares u otra divisa extranjera”

 

Ante la actual situación, desde la organización invitaron a todas las mujeres de San Luis a completar un formulario para conocer las distintas realidades y poder iniciar las acciones necesarias para recuperar, conservar y ejercer libremente nuestro derecho a una vida digna, libre, sin amenazas, sin temores a la hora de reclamar, sin ajustes ni medidas que nos pongan en riesgo, nos dejen sin el pan sobre la mesa y nos acorralen entre la desesperanza y la violencia.

AMPARO COLECTIVO SAN LUIS

O también pueden escribir al mail ademincidenciapolitica@gmail.com

 

Compartinos tu opinión
Salir de la versión móvil