Actualidad Mujeres al frente

Violencia simbólica: Se suspende la ordenanza?

Por: Carina Ambrogi

Pasó ya una semana desde que el Secretario de Gobierno Municipal, Camilo Vieyra, participó en calidad de Jurado de un certamen de elección de reina en la  “Fiesta de los trabajadores mercantiles”, organizada por la Asociación Gremial Empleados de Comercio (AGEC) delegación Río Cuarto.  La participación de Vieyra en calidad de funcionario municipal en esta actividad, significa un desentendimiento de la  ordenanza N 1285/20 que prohíbe que el Municipio organice y  financie concursos y elecciones de reinas y princesas en la ciudad de Río Cuarto, y además debe desalentarlas cuando son organizadas por terceros.

 

La sanción de esta ordenanza implicó un trabajo conjunto de gremios, organizaciones sociales, y concejalas. Yo fui una de las tantas. El día de la sanción, tomaron la palabra representantes de diferentes bloques, que expresaron con convicción la necesidad de que este tipo de normativas “frenen” la violencia simbólica que sustentan estas actividades, como una de las maneras de “prevenir”  el resto de las violencias por razón de género. En resumidas palabras, para no volver sobre lo que ya se debatió y  se sancionó, hay femicidios porque hay patrones culturales que los sostienen, uno de esos patrones se basa en el estereotipo de que la mujer vale según su aspecto exterior, como valen las cosas, y ese aspecto exterior para que sea valorado como positivo debe igualarse a los patrones de belleza estereotipados  y dañinos.

 

El día del certamen no subieron al escenario ni el Secretario de Gobierno, ni el Secretario General del gremio a mostrar su cuerpo y ser escrutados por su apariencia. Subieron sólo mujeres, jóvenes y de cuerpos flacos.

Por qué se prestan voluntariamente mujeres a participar de este certamen? Porque quienes deciden que se premia y que se valora de ellas,  todavía entienden que la apariencia física estereotipada es lo mejor que pueden clasificar de una mujer.

 

Y los feminismos donde están

La primera reacción colectiva ante la situación fue consultar sobre el tema al área municipal destinada a trabajar en las temáticas vinculadas al género. Así parece que lo hicieron varias personas que cotidianamente trabajan para erradicar estas violencias. Es lógico que así sea, como lo es que se consulte a “Salud” si hay problema con los dispensarios, o a la Secretaría de Obras públicas si hay acampe por viviendas. La Secretaría de Género tiene un escrutinio mayor que el resto, como sucede a nivel nacional y provincial, porque son espacios cuya institucionalización se ganó en la calle, al calor del movimiento social y político más grande de la historia. Una vez consulté a la Ministra de las Mujeres de nación sobre que sentía con tantos cuestionamientos, y respondió que le parecía que era lo que correspondía por lo señalado anteriormente, pero que además servía porque “los límites se corren siempre de afuera hacia adentro, no al revés”, me dijo. Podemos pensar que las estructuras políticas fortalecerían institucionalmente espacios contra la violencia machista si no fuera porque una fuerte presión social se los impone?. La respuesta la da la cotidiana, vale ver por ejemplo en el caso de Vieyra, cuál fue la respuesta Institucional de un ejecutivo que dijo que su administración tendría un fuerte anclaje en disminuir y erradicar la violencia de género. Una semana después, no se dijo ni hizo nada respecto del funcionario que desentendió de una ordenanza vigente, al menos esa fue la respuesta que tuvo esta cronista al consultarlo.

 

Frente a este panorama me quedan sólo dudas:

¿Damos por suspendida la ordenanza o nos juntamos a ver como logramos que se respete?.

 

Y otra que excede al tema de género, que está en agenda desde hace rato, pero este caso pone blanco sobre negro: ¿qué legitimidad tiene la actividad del Concejo Deliberante?

 

 

Compartimos a continuación el video que realizó la Comisión Nacional para prevenir y erradicar la violencia de género cuando se logró la sanción de la ordenanza:

Compartinos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.