La inacción estatal que sigue matando mujeres: femicidio de Lucía Fernández

La inacción estatal que sigue matando mujeres: femicidio de Lucía Fernández

El femicidio de la joven 15 años en Mendoza renueva el reclamo por un Estado presente, una Justicia eficaz, medios con perspectiva de género y la discusión por la baja en la edad de imputabilidad 

 

Por Constanza Terranova para La Trenza

Lucía Fernández salió de su casa el martes 24 de agosto para ir a la escuela. Como no volvió a casa en su horario habitual la familia se comunicó con el 911 y denunció la desaparición. A unos minutos de radicada la denuncia, dos hombres llamaron al servicio de emergencias tras encontrar los restos de una adolescente en una finca ubicada en Rodeo del Medio, Maipú. Pocas horas después la policía científica confirmó que se trataba de Lucía.

 

La policía provincial, cuyo historial en la investigaciones de femicidios ha sido negligente y misógina – un claro ejemplo es el caso de Florencia Romano-, respondió al llamado y activó el protocolo de Femicidio de forma inmediata. En tanto, la fiscalía a cargo del Fiscal Carlos Torres, tomó el caso y a menos de 24 horas del m femicidio de Lucía investigadores detuvieron a un menor de 14 años sospechoso de ser el autor del crimen.

 

 

La detención se debió a que numerosos testigos señalaron a la policía que lo habían visto en el mediodía del 25 de agosto con la víctima. El adolescente, cuya identidad se reserva al ser menor de edad, vive cerca del lugar donde se produjo el crimen y fue entrevistado por la policía junto con su madre. Eventualmente el chico, que iba a la misma escuela que Lucia, se quebró y admitió la autoría del crimen. De esta manera el caso quedó en manos de laFiscalía de Menores para que siga la investigación del sospechoso

 

La baja de la imputabilidad 

El  presunto agresor de Lucía es un adolescente de 14 años que declaró haberla asesinado tras enterarse que Lucia estaba embarazada. Según declaraciones de los padres de Lucia un año antes el mismo adolescente violó y amenazó a la joven. Segun comentó la mamá de la adolescente cuando hicieron la denuncia y explicaron que el violador era un menor, la policía les dijo que “no podían hacer nada”.

 

Ante la situación de inacción policial, falta de justicia e imposibilidad de juzgar al presunto asesino los medios hegemónicos retomaron el debate por la baja en la edad de imputabilidad de menores. Ni lentos, ni perezosos los partidos políticos más conservadores, en medio de la campaña, salieron a pedir “mano dura” y “perpetua” para el femicida; lo que logró que la atención se fuera a una discusión que borda el límite de los Derechos Humanos (tanto de víctima, como de victimario).

 

De nuevo se corre el foco de la verdadera problemática: la negligencia estatal de dependencias que deberían dar seguimiento y soluciones ¿Qué le pasa a las menores  ? ¿Qué pasa con los menores inimputables que violan? ¿Quién los acompaña, reeduca y evita la reincidencia? Por lo visto las Direcciones de Género y Diversidad y la Dirección de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Provincia de Mendoza, no.

 

Un tratamiento mediático penoso 

Los medios tradicionales y hegemónicos de la provincia se hicieron eco de un caso de violencia machista incurriendo en los mismos vicios misóginos de siempre: difundir hipótesis no probadas y detalles escabrosos sobre el crimen que no suman a la calidad de la información; indagar en las costumbres y vida privada de la víctima; exponer la intimidad de familiares y no respetar códigos de ética periodística básicos.

Una vez más, un lamentable femicidio, pone de relieve la inoperancia estatal, la incapacidad periodista, el oportunismo partidario. Ayer, el dolor de una adolescente que ya no está convocó a más de 500 vecinos que de forma espontánea, pidieron justicia por Lucia.

Compartinos tu opinión