“Solo si te mata, lo condenan a lo que merece”. El caso de Sandra Benítez en Río Cuarto

“Solo si te mata, lo condenan a lo que merece”. El caso de Sandra Benítez en Río Cuarto

Sandra Benítez está indignada con el veredicto contra su agresor, a quien condenaron a 14 años por tentativa de homicidio.

Por Magdalena Bagliardelli

Fotos: Dafne Acevedo Gimenez

 

Este jueves la Cámara en lo Criminal de Segunda Nominación de Río Cuarto, compuesto por Emilio Andruet, Carlos González Castellanos y Pablo Bianchi, y los integrantes del jurado popular condenaron a Héctor Humberto Agüero, de 61, a 14 años de prisión.

 

 

Lo encontraron culpable de la tentativa de homicidio calificado por el vínculo, por mediar violencia de género y para generar sufrimiento a una persona con quien se ha mantenido una relación, además de otros delitos como amenazas, violación a domicilio, uso de armas de fuego procedentes de otros delitos y daño.

 

Sin embargo, para la mujer que convivió con Agüero y sobrevivió a la agresión perpetrada contra ella la noche del 3 de octubre de 2019, la condena no es suficiente.

El fiscal de Cámara, Julio Rivero, había solicitado 12 años de cárcel por considerar que las acciones realizadas por el agresor aquella noche no corresponden a una tentativa de homicidio, mientras que los abogados de Sandra Benítez pidieron 39 años de prisión. Finalmente, el Tribunal lo condenó a Agüero a 14. Los fundamentos serán leídos el 15 de marzo.

 

“Me siento muy muy mal. No era lo q me esperaba de la justicia”, dijo Benítez al término del juicio.

 

“Para qué dicen que uno denuncie… con todo lo que él nos hizo realmente pensé que le darían más años. Con los 14 años solo le hicieron una caricia. Estoy muy indignada veo que realmente no hay justicia”, comentó a La Marea Noticias.

 

Y añadió con dureza: “Se ve que él tenía que matarme a mí o a mis hijas para que le den los años que se merece”.

 

El abogado de la mujer, Pablo Puccini, sostuvo que “no están satisfechos por el monto de la pena” pero reconoció que “dentro de lo que se ha resuelto, han hecho lugar a todo lo que ha pedido la querella que para nosotros eso es importante, y logramos que se abra la nueva investigación sobre la promoción a la prostitución que ejercía Agüero sobre Sandra”.

 

 

 

En tanto, el fiscal de Cámara Julio Rivero, explicó que “está bien que las mujeres hayan sentido que Agüero las quería matar” pero que su rol es dejar de lado la pasión y la subjetividad y “ser objetivo”. “El hombre entró con armas, se las sacaron y produjo en las mujeres lesiones leves”, explicó a este medio. “En tentativa de homicidio, lo importante no son las palabras, sino los hechos: digo pero no hago”, indicó. Además, consideró que el pedido de la querella fue “desmesurado y excesivo”.

 

Por último, señaló que el juicio permitió revelar en profundidad lo que es el contexto de violencia de género. “El testimonio de la mujer fue desgarrador, desde que viene engañada desde Paraguay, hasta hoy que sigue ejerciendo la prostitución”. “Yo pedí que a Sandra y las hijas las declaren víctimas de violencia de género, en función de la Convención do Belem de Para. Es algo simbólico pero que permite nombrar las cosas como son”.

 

El próximo 15 de marzo se conocerán los fundamentos de la sentencia y allí las partes decidirán si piden o no una revisión.

Compartinos tu opinión