Ley IVE: El comunicado del Instituto Médico de Río Cuarto incurre en una conducta ilícita

Ley IVE: El comunicado del Instituto Médico de Río Cuarto incurre en una conducta ilícita

La Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG), envió hoy al Instituto Médico de la Ciudad de Río Cuarto un documento en el que señala que el comunicado en que se declaran objetores respecto de la ley 27610, incurre en una acción ilícita. Exhortaron además a las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba, para que tomen  intervención “a fin de obligar al Instituto Médico de Río Cuarto a cumplir con la normativa vigente”.

 

Por: Carina Ambrogi

 

Así lo consigna una carta enviada hoy desde la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG), al Instituto Médico de la Ciudad de Río Cuarto, remitida también al Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba. Es en respuesta a un comunicado público que amitió a los pocos días de la implementación de la ley IVE la citada institución médica, cuando dijo “no brindar servicios para la implementación de la Ley 27610”.

 

Las autoridades del Instituto Médico de Río Cuarto están incurriendo en una conducta ilícita al declarar públicamente que incumplirán la ley. Conducta que el sistema médico hegemónico evidencia también respecto de otras leyes que protegen los derechos de las mujeres, como la que garantiza el acceso a la ligadura tubaria o el derecho al parto respetado y de la cual esta Comisión Nacional tiene constancia en su registro de denuncias por violencia obstétrica”, sostiene el documento.

 

En el comunicado la Clínica Privada informó a la población de la ciudad que “la Institución como las y los profesionales de los servicios de obstetricia y ginecología se han declarado objetores de conciencia respecto de la implementación de la ley”.  En tal sentido desde la CONSAVIG puntualizaron que  la Comunicación difundida además del incumplimiento referido genera confusión y angustia en las mujeres de Río Cuarto “profundizando el daño a la salud mental provocado por la pandemia que venimos atravesando”.

 

Seguidamente hace alusión a la Certificación de Calidad que ostenta la Institución, ya que según lo entienden  un efector de salud que incumple la ley y daña la salud de la población no puede ser acreedor a dicha certificación.

 

Por último la CONSAVIG exhortó a las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba, a quienes también dirigieron el documento,  para que tomen  intervención “a fin de obligar al Instituto Médico de Río Cuarto a cumplir con la normativa vigente”.

 

A nivel local la Secretaría de Salud no realizó ninguna comunicación pública sobre esta situación, pero se encuentran trabajando para garantizar el servicio en el sistema público en el primer nivel de atención, un avance histórico para la ciudad.

A continuación el documento completo de la CONSAVIG

Compartinos tu opinión