Marcha en Villa Dolores contra la violencia de género

Marcha en Villa Dolores contra la violencia de género

En el día de ayer se marchó en Villa Dolores, como en tantas localidades de nuestro país, exigiendo justicia por Úrsula Bahillo (18 años) víctima de femicidio el pasado lunes en la localidad bonaerense de Rojas.

 

Por Romina Pezzelato

Imágenes: Romina Pezzelato

 

El femicidio de Úrsula pone en agenda nuevamente las inadmisibles fallas de las instituciones que deben garantizar protección a las víctimas de violencia de género

18 denuncias por acoso y violencia.

 

Matías Ezequiel Martínez, policía de la bonaerense, la asesinó a puñaladas.

Se pudo evitar. Úrsula lo dijo. Lo denunció y pidió a gritos no ser presa de este desenlace.

Evidentemente, nuestro cerco es (también) la sordera del estado.

 

Hace meses se reclama la declaración de emergencia por violencia de género, el pedido de presupuesto, la celeridad de los mecanismos de denuncia, más botones antipánico, casa de refugio para las víctimas. No lo logramos. No estamos pudiendo, y en la demanda seguimos buscando compañeras: mujeres cis, trans, travestis que están a merced de tanto hijo sano del patriarcado dando vueltas.

 

Ayer en Villa Dolores se marchó desde una iniciativa autoconvocada entre activistas de diversos espacios (Ni una Menos, Mujeres de Traslasierra, Casa Violeta, Casa Diversa, Ñañakay, Mesa de Derechos Humanos de Traslasierra, entre otros) desde Mina Clavero hasta la mencionada localidad.

 

El recorrido se detuvo en la comisaría de Dolores reclamando por la protección de la fuerza hacia los femicidas, y el esclarecimiento de las acusaciones por abuso sexual (a una joven que fue a radicar una denuncia por violencia)  a un ex comisario de la localidad de quien se continúa preservando la identidad: “…este señor siguió en actividad y hoy goza de los beneficios de una jubilación, y si esto pudo ser posible es por la enorme protección que recibió de la fuerza a la que pertenece. Una vez más la fuerza se seguridad no cumple con la tarea por la que recibe un salario y una formación que sustentamos con nuestros impuestos. Una vez más la policía demostrando la matriz machista que la constituye. Protege a los varones violentos y descuida a las víctimas que debería cuidar…”, se expresó en la lectura frente a la comisaría respecto al caso que irá a juicio en el presente año.

Finalmente, se cerró en Tribunales con la lectura de un comunicado que repasó una lista enorme de femicidios en el país y en la región, que dejó mudxs a lxs presentes.

Hoy es el cumpleaños de Delia. A las 17 horas se marcha en La Paz, su localidad. A 29 meses de su desaparición no hay respuestas. Y no hay paz posible, tal como rezan los carteles que la nombran en todo el valle.

Así andamos, marchando, gritando y también llorando, porque ya no sabemos qué hacer.

Lo que sí sabemos es:

Que no nos callamos más

Que estamos juntes

Que no vamos a parar

Y lo vamos a tirar

 

Compartinos tu opinión