Alba Rueda: «Estamos pensando políticas de empleo transfeministas»

Alba Rueda: «Estamos pensando políticas de empleo transfeministas»

La Subsecretaria explica cómo es el registro de aspirantes para el cupo trans

Ya está abierto el registro para aspirantes a ingresar al Sector Público Nacional, un paso fundamental para la implementación del cupo trans, que garantiza que al menos el 1 por ciento de los empleos estatales sean ocupados por personas del colectivo TTT. La subsecretaria de Políticas de Diversidad de la Nación, cuenta por qué esta noticia marca el comienzo de una reparación.

por Adriana Carrasco para Página 12

 

Toda persona travesti, trans o transgénero que resida en la República Argentina puede inscribirse en el Registro de Anotación Voluntaria de Aspirantes a Ingresar en el Sector Público Nacional. El formulario se encuentra online. No es necesario haber realizado el cambio de nombre ni fotografía en el DNI. Se tienen en cuenta los saberes que la persona ha adquirido, tanto de manera formal como informal; no es necesario acreditar experiencia laboral; se toma nota de las aptitudes y gustos de la persona para ver en qué área o puesto podría desempeñarse mejor (si le gusta trabajar en equipo o no tanto, le atrae o no la tecnología, se relaciona bien con el público o prefiere otras tareas, se siente resiliente y capaz de superar dificultades, entre otras muchas cuestiones que permiten conocer mejor a le postulante al empleo).

 

La activista trans Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad de la Nación, explica cómo se está trabajando para la implementación concreta del cupo laboral travesti-trans, una conquista del movimiento de liberación TT que abre un cambio estructural en las políticas de empleo en la Argentina y establece el comienzo una reparación para un colectivo que históricamente fue perseguido y reprimido en nuestro país.

 

No hay que olvidar que el último operativo en que se llevaron detenida a Diana Sacayán, pionera en la lucha por el cupo laboral travesti-trans, ocurrió en agosto de 2015. Aquella vez Diana Sacayán fue golpeada y detenida por la Policía Metropolitana, junto a su amigo Martín Lanfranco, trabajador del Inadi, por haber reaccionado frente a un insulto transfóbico. Poco después, fue víctima de travesticidio.

 

“El diseño de las políticas públicas es una cosa, y otra cosa es la lucha histórica de reivindicación de los derechos y los horizontes de libertad que estamos recorriendo, donde estuvieron Lohana Berkins y Diana Sacayán, y con ellas, todas las compañeras que dejaron la vida para que nosotras hoy podamos estar desarrollando estas líneas de trabajo”, dice Alba Rueda.

 

“En estos días, Susy Shock hizo una publicación en las redes sociales, con una foto de Lohana y Diana, donde comenta que es la voluntad política la que permite hacer cosas por nuestro colectivo. Que esto es necesario y primordial. Y para eso estamos nosotras. Pero también es cierto que el diseño de la vida que merecemos tiene como úniques dueñes a aquellas personas a quienes se les fue la vida en esta batalla. Aplaudo la publicación de Susy Shock, porque ese es el verdadero reconocimiento”.

 

¿Qué resultados esperan obtener a partir de la implementación del Registro?

Este es el último instrumento que faltaba, como continuidad del decreto presidencial 721/2020, que crea el cupo laboral travesti-trans en el sector nacional. Buscamos que se cumpla con el cupo que se asigna en el decreto, o sea, no menos que el 1% de los empleos en todo el sector público nacional. Al menos el 1% quiere decir que puede ser más que ese porcentaje. Para llevar adelante y monitorear su implementación, se creó una Unidad de Coordinación integrada por representantes del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, de la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura de Gabinete de Ministros, del Inadi y del Ministerio de Educación. Porque la inclusión laboral incluye promover que las personas travestis y trans puedan completar sus estudios.

 

¿Cuántas personas se inscribieron hasta ahora?

Hasta la semana pasada contabilizamos 1.500 inscripciones. Se puede acceder a través de la página del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad. Se hizo una prueba piloto junto con el Bachillerato Mocha Celis y las compañeras no tuvieron problema para completarlo.

 

¿Cómo se va a implementar esto en los organismos nacionales con sede en las provincias? ¿Y en los organismos estatales que une espera que sean más refractarios? Me refiero a las fuerzas armadas y de seguridad, a las oficinas de Culto.

Hasta ahora encontramos muy buena voluntad en todos los organismos nacionales. Aunque te voy a poder responder mejor cuando tengamos los primeros números de la implementación. Tenemos mucho interés en que tenga extensión federal, por ejemplo en Anses, AFIP, Correo Argentino, Banco Nación, y en las empresas donde el Estado nacional tiene participación. Vamos a ir por todos los ministerios y organismos.

 

¿Los puestos son para planta permanente o con contratos temporarios?

El decreto presidencial estipula que se realizará bajo todas las modalidades de contratación del Estado. Pero buscamos dar la mejor calidad de empleo a las personas. Un gran desafío que tenemos por delante es cambiar el sistema de información pública del Estado. Por ejemplo, cada vez que en Jefatura de Gabinete se hace un llamado a planta permanente, hay un sistema binario. Nosotres vamos a abrir dentro de ese sistema las categorías de identidades trans. Estamos pensando políticas de empleo transfeministas.

 

¿Cuáles son los desafíos en los que estás pensando, de aquí a los próximos meses de gestión?

Necesitamos avanzar con la problemática de les niñes y adolescentes trans que hoy están transitando la pandemia con familias que les violentan en su identidad y en su orientación de género. Hay que profundizar el trabajo para prevenir esas violencias. Respecto de les adultes trans, es necesario avanzar con la reparación histórica, con el reconocimiento de las batallas que sostuvieron contra las vulneraciones de derechos de las que el Estado es responsable. Todavía no terminamos de librar la batalla en todo el país contra los códigos contravencionales.

 

¿Existe alguna previsión especial para vacunar a las personas lgbt contra el covid? Me refiero a las que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

El sistema de vacunación está resituándose en este tema. Las organizaciones lgbt se contactaron con nosotres para colaborar con las vacunaciones. Trabajamos para hacer un enlace con el Ministerio de Salud.

 

¿Las lesbianas mayores tendrán novedades sobre el Lesbiátrico, que fue el sueño de Alicia Caff, una de las referentes del colectivo fallecida el año pasado?

Tenemos en carpeta una línea que hable sobre los cuidados de las personas adultas lgbt. Tiene que ser un espacio que piense la comunidad. Sabemos que, para gran parte de la comunidad de lesbianas en la Argentina, el Lesbiátrico es una prioridad.

 

Más información y consultas a: registrocupotran@mingeneros.gob.ar

Imagen: Sebastián Freire

Compartinos tu opinión