Qué quieren las mujeres, la población que define el voto en Río Cuarto

Qué quieren las mujeres, la población que define el voto en Río Cuarto

Las elecciones para la intendencia en la Capital alterna de Córdoba serán decididas por una población conformada en mayoría por mujeres, que representan el 53,5% del padrón. ¿Les candidates conocen sus prioridades?

 

Por: Magdalena Bagliardelli y Carina Ambrogi

 

Las elecciones municipales en Río Cuarto están fijadas para el 29 de noviembre, nueve meses después de lo previsto para este 2020. Ante la falta de un padrón electoral segmentado por género y edades, este medio utilizó los datos provistos por la Encuesta Permanente de Hogares, publicada en agosto de 2020, para conocer esta segregación. Según la base de datos nacional, las mujeres que viven en Río Cuarto y tienen más de 16 años son 70.344, mientras que los hombres suman 60.974. Es decir, que las mujeres representan el 53,5% del universo que puede votar para elegir el comando del gobierno municipal.

 

Al mismo tiempo, del relevamiento realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) se desprende que las mujeres que tienen entre 38 y 70 años, representan el 49% que define la elección. Le sigue el segmento más joven, comprendido entre chicas de 16 y de 37, que suman el 38%, y con más de 70 años son el 13% restante.

 

Pero ¿a quién le importa lo que las mujeres quieren? ¿Es relevante para les candidates conocer cómo piensan ellas y que esperan de sus plataformas?

 

La franja comprendida por mujeres definió las últimas contiendas electorales a nivel nacional -50,99% del padrón contra el 49,01% de hombres- y en  Estados Unidos, a comienzos del mes, fue clave en el desempate que transpiró voto por voto más de una camiseta.

 

Antes de las elecciones, Biden y Trump tenían cada uno un 48% de respaldo entre los hombres, mientras que entre las mujeres el demócrata alcanzaba el 59%, y Trump simpatizaba solo con el 36%, una distancia que como advirtieron en un sondeo de opinión del diario ABC/Washington Post, superaba el cálculo del margen de error.

 

En las presidenciales en Argentina, en 2019, el voto femenino y el de la generación Z (franja etaria que va entre 18 y 24 años) definió más de una campaña. Tan es así que la sanción de la Ley de interrupción Legal de Embarazo no sólo fue slogan del presidente electo, sino también, parte importante en su primer discurso ya como mandatario.

 

En Río cuarto la segmentación no parece preocupar a los y las candidates, quienes en su mayoría eligieron discursos generalistas, promesas a futuro sin detalles o incluso hasta canciones sin contenido proposicional.

 

En este marco, los hombres y mujeres que asistirán a las urnas están atravesando problemas lejanos a esa contienda política, y les candidates no se han ocupado, salvo excepciones, de hablar de sus preocupaciones y acercarlos a la elección que se disputará en quince días

 

¿Qué es prioridad para las mujeres?

 

En una encuesta de la que participaron 140 mujeres y personas no binarias de entre 16 a 70 años, el 60,5% manifestó que le gustaría que al frente de la municipalidad hubiera una mujer, seguido por el 33% que dijo que le es indistinto. Si se toma el segmento que va de los 16 a 24 años, el porcentaje sube al 90%, al igual que en el segmento que va de los 55 a los 70. Es decir que 9 de cada 10 mujeres de entre en esa franja etaria prefiere que el municipio este comandado por una mujer. La preferencia se vuelve interesante si se analiza que, el segmento que va de los 16 a los 24 años, conforma el 15% del electorado, pero principalmente que será la generación que definirá las elecciones a futuro.

 

Para conocer qué áreas del municipio consideran prioritaria, se ofrecieron las siguientes opciones: Educación, Salud y deporte, Social, Economía, Mujer y diversidad, Espacios públicos, Juventud y Transparencia. “Educación” fue la más elegida, con un 20% del total, en este caso la tendencia se sostiene si se evalúa en particular el voto de la generación Z. La proporción de adultas mayores se preocupa en primer lugar por el tema economía. En segundo lugar en el conteo general, se ubica “Social”, con el 18%, seguido de cerca por “Transparencia”, con el 16% y por último, “espacios públicos” (el bacheo, cordón cuneta y plazas parece no ser de interés para las mujeres).

 

Sobre el apartado “educación”, que ocupa el top de esta encuesta, poco se ha dicho en la campaña. Es probable que se entienda que educación no compete al municipio, sin embargo, para quienes van a votar sí es importante. De hecho, el municipio tiene actualmente implementado diversos programas educativos, por ejemplo para alfabetizar o el de la terminalidad para personas adultas, pero no se hace alusión a esto en las plataformas.

 

Tampoco fue un tema que el actual mandatario municipal haya priorizado en sus análisis de actuación en pandemia, y que atraviesa la vida de las mujeres de manera central. La única mujer con cargo de relevancia en el municipio está al frente de esta cartera, y no ha sido justamente la que más micrófono ha tenido durante el año, pese a la enorme trascendencia de este tema para la sociedad.

 

Además, en aislamiento, uno de los mayores desafíos después de mantener el empleo y enfrentar la violencia en los hogares fue sostener las clases remotas, “la escuela en casa”, y allí sí el Gobierno municipal podría haber articulado soluciones. Por ejemplo, el partido Respeto presentó un proyecto de ordenanza para brindar conectividad en los barrios, pero llegó casi a final de año y con cobertura en pocos lugares de la ciudad.

 

En particular, entre otros temas prioritarios en educación señalaron: educación online para todes; que la discriminación sea tema en las aulas y sancionada por la ley; educación artística concreta; educación popular, y proyectos educativos para todos los niveles y modalidades.

 

Otra de las categorías más escogidas es transparencia, un indicador que puede identificarse claramente con el manejo de recursos públicos, la “famosa corrupción”. Sobre este punto, uno de los cuestionamientos es “más que hablen que den ejemplo con actos” y “disminuyan el gasto publicitario y electoral al mínimo”.

 

¿De qué temas le gustaría que hablen las y los candidatos a intendente?

 

A 15 días de las elecciones, las temáticas que les gustaría escuchar están vinculadas a la economía, desde buscar una solución para quienes perdieron el empleo hasta proyectos de desarrollo económico industrial para la ciudad. Las mujeres fueron sin dudas las más afectadas en lo económico, tal como lo demostró la Encuesta Permanente de Hogares. El sondeo revela que los varones son quienes más acceden a los trabajos formales y estables, y que no sufren en igual proporción la crisis económica que las mujeres. En la mesa de miles de riocuartenses, hay un problema del que no se habla en la campaña electoral.

 

Violencia y políticas para las mujeres es el segundo tema que más se destaca en los intereses de las encuestadas para que desarrollen los y las candidatas. En general, sólo se nombra el tema pero no hay solicitudes puntuales, tal vez porque la agenda de género es por demás conocida.

 

La falta de inclusión de la agenda de género en los dos candidatos con más proyección de votos deja entrever dos asuntos, por un lado, que la lectura que hacen es que este tema no define la elección, o bien que hablar de problemáticas vinculadas a las mujeres y diversidad no aporta votos, sino que resta.

 

Habría que analizar qué entienden por “agenda de género”, porque la falta de conectividad en los hogares, la desocupación, la violencia, la salud sexual y reproductiva y la economía, son temas que afectan a diario la vida de las mujeres, y lo reconozcan o no, en el padrón, ellas son mayoría.

Compartinos tu opinión