Caso Joaquin Paredes. La cuarentena como resguardo para matar

Caso Joaquin Paredes. La cuarentena como resguardo para matar

Por Romina Pezzelato

 

El pasado sábado a la noche (madrugada del domingo) fue asesinado Joaquín. En la plaza de su pueblo, Paso Viejo, mientras compartía un momento de esparcimiento con sus amigos.

Estaban infringiendo el aislamiento, y por ese motivo un móvil policial rehízo el camino que había hecho para avisarles que se retiren (dio la vuelta a la manzana) y arremetieron las balas.

 

Joaquín murió asesinado por la espalda.Hasta el momento no se sabe cuál de los cinco policías realizó los disparos que terminaron con la vida de Joaquín.

 

“Si bien el abuso policial y el acoso de la policía ya venía sucediendo, era permanente, es la primera vez que hay un caso de gatillo fácil”, comenta a La Marea Susana Rosales, ex docente de Joaquín e integrante del Movimiento Campesino de Córdoba (MCC MNCI-ST)

Hoy todavía se reflexiona en el pueblo que, con esa balacera, podrían haber sido más víctimas.

La movilización fue inmediata y generalizada, aun cuando dos de los cinco policías son del pueblo, y hasta familiares de Joaquín.

 

En el día de ayer la comunidad acompañó su despedida en el cementerio y de ahí se convocó a concentrar en la plaza donde varios de sus amigos, incluso los heridos, pudieron dar su testimonio.

Hoy se siguen tomando declaraciones a lxs testigos en una oficina montada en Paso Viejo para que nadie tenga que trasladarse a Cruz del eje a declarar.

 

“Nosotrxs exigimos que más allá del procesamiento de estos cinco policías, por el abuso policial y los acosos a la sociedad civil, haya un cambio en la institución. Tiene que haber un cambio estructural. Donde la formación de la policía sea para cuidar al pueblo, no para quitarle la vida”, agrega Susana.

Hoy a las 19 se convoca nuevamente a marchar en Paso Viejo.

 

El sostén comunitario y organizado

 

Desde el día del hecho hasta la fecha las acciones han ido articulando esfuerzos desde diversos espacios.

Como mencionamos Susana Rosales acompaña las demandas desde el Movimiento Campesino de Córdoba.

 

Desde el Ministerio de Educación se está trabajando el cómo contener la situación en relación al resto de los jóvenes de la localidad.

 

En el día de ayer se realizó una reunión con la Mesa de Derechos Humanos de Córdoba y algunos legisladores provinciales de Hacemos por Córdoba, en la que se plantearon diversas exigencias e inquietudes vinculadas al caso.

 

“Pensamos seguir con acciones como marchas y sentadas en la plaza del pueblo, y realizar escritos para leer en diferentes comisarías de las localidades más cercanas, para que sepan que queremos que el reclamo llegue a todos lados, y que la policía frene su forma de actuar”, agrega la entrevistada.

 

Gatillo fácil en pandemia. Las cifras del mal policial

 

 

La muerte de Joaquín se suma a la lista nacional de muertes en manos de las fuerzas de seguridad.

 

Nos comunicamos con María del Carmen Verdu (CABA) integrante de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (organización nacional) quien nos dijo que desde la CORREPI están en diálogo con la familia de Joaquín.

 

Desde el inicio de la pandemia, el 20 de marzo, hubieron 241 asesinatos por parte de la policía.

Esto incluye muertes en manos de las fuerzas de seguridad en todas sus modalidades, como fue el caso de Florencia Magalí Morales, en Santa rosa de Conlara el pasado 5 de abril, por quien se sigue pidiendo el avance de las investigaciones. (ver: https://www.lamareanoticias.com.ar/2020/10/07/nadie-se-suicida-en-una-comisaria-caso-florencia-magali-morales-a-seis-meses-de-su-muerte/)

 

La proporción indica más casos en pandemia que en los meses anteriores.  La mayoría de las muertes sucedieron dentro de cárceles o comisarías, y los que implicaron fusilamientos en la vía pública en su totalidad fueron tiros por la espalda, como en el caso de Joaquín.

 

Para María del Carmen, “el gatillo fácil hay que analizarlo con mucho cuidado. En los números brutos de estos nueve meses del año puede leerse que bajó el gatillo fácil, pero bajó la circulación de personas en la vía pública. Sobre todo, en los primeros tres meses. No había menos gatillo fácil sino menos gente en la calle”.

 

 

Protocolo provincial para el accionar policial

 

En el día de hoy el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, presentó el protocolo provincial para el accionar policial. La presentación se realizó en una conferencia de prensa desarrollada en medio de la investigación que se lleva en Córdoba por dos casos de gatillo fácil en los que murieron Valentino Blas Correas, en Capital, y Joaquín Paredes, en Psso Viejo.

 

En la mencionada presentación Mosquera afirmó: “Los oficiales jefes que no estén a la altura de la circunstancia deberán abandonar de inmediato sus cargos, teniendo que cumplir con las normativas establecidas”

 

Foto: La Nueva Mañana

 

Verdu afirma desde la CORREPI que “no hace falta que la provincia tenga protocolo específico porque hay normas nacionales y supranacionales. Convenios internacionales a los que la Nación suscribe”

Estos convenios son integrantes y obligatorios de todas las fuerzas nacionales y provinciales del país.

 

“Ahí dice por ejemplo que el arma de fuego es el último recurso al que deben dar uso las fuerzas, cuando no hay otra respuesta posible, y sólo si te estaban atacando”, aclara la entrevistada.

 

Y plantea el interrogante: “¿Cómo interpretan los jueces la legitima defensa? Eso relativiza los protocolos”.

 

 

Ser policía. La violencia como estrategia y como destino

 

Quienes habitamos localidades chicas asistimos por lo general, a ofertas educativas que proponen pocos caminos posibles: maestrx, policía, enfermerx, entre las carreras más concurridas, y con expectativa de salida laboral.

 

En el caso de las fuerzas policiales se acentúan las proyecciones dado que, en el primer año de formación, se empieza a percibir un sueldo. Lo cual configura un escenario que para sectores sociales más vulnerados incrementa la convocatoria.

 

Para Susana, esta es una de las razones por la que las fuerzas policiales siguen teniendo adeptxs: “En el noroeste de córdoba los pibes que terminan la secundaria, terminan siendo policías. No creemos que no es necesaria la institución. Pero la formación es escasa, al comienzo de los estudios cobran más que un docente, les dan un arma y les transforman la cabeza, pasan a ser uniformados, armados y con un móvil”, afirma

 

Por su parte, María Laura Hissa, Licenciada en Ciencias de la Comunicación, trabajadora del área de Formación del Ministerio de seguridad de la Nación, afirmó al ser contactada por esta cronista, que hay muchos aspectos de la violencia institucional que se vinculan con la escasa formación que reciben quienes integran las fuerzas. “Hay violencia institucional porque muchxs desconocen mecanismos, desde cómo esposar a cómo proceder frente a una trasgresión como estar en una plaza en contexto de pandemia. En ese escenario, recurren a sacar el arma y pegar un tiro”, expresó.

 

La violencia institucional como ejercicio de poder se reproduce en clave de género, clase y edad. La mayor cantidad de asesinados por gatillo fácil son varones jóvenes.

La represión en el espacio público se ha acrecentado en todas las provincias.

 

“Cómo resolver la trasgresión a una norma sin recurrir a las armas, que debería ser el último recurso. Las fuerzas policiales no reconocen el derecho al espacio público, como un derecho.  Esto hace de la calle un lugar de control y no un lugar con derecho a habitar, como uno de los fuertes resabios de la dictadura militar. En paralelo a esto, se da el control social de la comunidad. Muchas veces quien convoca a la policía, son lxs propixs vecinxs (quizás por considerarse sin herramientas, inclusive conociendo a a lxs implcadxs, con quienes podrían hablar) para que resuelva como si fuera una cuestión policial”, agrega Laura.

 

La necesidad de un ingreso, la falta de formación, la licencia para reprimir. Combo letal merodeando nuestras ciudades, pueblos y parejes. Matando a nuestrxs jóvenes

 

#JusticiaPorJoaquin

Compartinos tu opinión