Río Cuarto: El personal profesional de la maternidad trabaja sin relación de dependencia con el estado

Río Cuarto: El personal profesional de la maternidad trabaja sin relación de dependencia con el estado

La Maternidad Kowalk de Río Cuarto, posee su planta profesional con contratos que no contemplan  beneficios sociales y previsionales. Esta situación provoca, entre otras,  que quienes se enferman y no asisten no pueden cobrar.

Por: Carina Ambrogi

Una joven sentada en la vereda de la Maternidad Kowalk espera junto a su pareja el automóvil que la llevara de nuevo hasta Coronel Moldes. Cursa un embarazo de 36 semanas, salieron a las 6 de la mañana para asistir a un turno programado para las 8,30. La atendieron dos horas después. Matilde Glineur Berne, Médica Pediatra que desde hace 36 años trabaja en la institución, manifestó que este tiempo de espera es el normal, tanto en este lugar como en el resto de las instituciones de salud públicas. En el caso de la Maternidad no han visto afectada la atención en contexto de pandemia ni presentan demoras inusuales ni demanda que no puedan contener. Desde hace más de 20 años se trabaja con una guardia mínima que está conformada por un pediatra, una partera y una ginecóloga, y atienden un promedio de 130 partos al mes de bajo riesgo, el promedio se mantuvo sin modificaciones desde que se inició el aislamiento.

El problema puertas adentro es que todo el personal profesional trabaja con contratos y factura mediante el régimen de monotributo a la fundación de la Maternidad. Sólo enfermería y administrativas están contenidas por el Gremio de la Asociación Argentina de personal de la Sanidad (ATSA), el resto del plantel al no estar en relación de dependencia si no asisten no cobran, es decir si contraen COVID, o cualquier otra enfermedad y no cumplen con las horas de servicio se quedan sin facturar. Tampoco cuentan con vacaciones, licencias ni computan años de antigüedad para la seguridad previsional, sólo cobran lo que facturan por las horas que van a trabajar.

Según explicó Glineur Berne esta situación es el resultado del cambio en el estatuto que se aplicó durante el gobierno de Benigno Antonio Rins, cuando se termina con la carrera medico-hospitalaria y se decide que hay que achicar la planta permanente. Hasta el día de hoy cuando se cae un lugar en la planta no se renueva. Esto es lo que sucedió por ejemplo cuando la Jefa de Neonatología cumplió los años de servicio y se jubiló. Ese puesto no se volvió a concursar y ella ahora es contratada como monotributista para cumplir guardias.

“Hace varios años hicimos un juicio para demostrar que teníamos una relación de dependencia con el estado y perdimos el juicio”, señaló Glineur Berne.

Las médicas que se desempeñan allí no tienen un sueldo fijo, y pueden realizar como máximo dos guardias de 24 horas por semana, lo que las obliga a tener más de un trabajo para alcanzar un salario digno.

“Tendría que cambiar el régimen, tendríamos que ser empleados de la municipalidad, y tener garantizado que a fin de mes tenemos un sueldo que permita vivir decentemente”, manifestó la pediatra.

Compartinos tu opinión