Nadie se suicida en una comisaría. Caso Florencia Magali Morales a seis meses de su muerte

Nadie se suicida en una comisaría. Caso Florencia Magali Morales a seis meses de su muerte

Por Romina Pezzelato

Florencia Magalí Morales (39) fue encontrada muerta el cinco de abril de este año en la celda de una comisaría de Santa Rosa de Conlara.

Este lunes se cumplieron seis meses del hecho y no hay respuestas.

 

Desde ese día los relatos desde las fuerzas policiales hablan de resistencia a la autoridad. Se supone que la detuvieron por estar circulando en su bicicleta en contramano, en un día que no correspondía a la numeración de su DNI.

 

Se adujo un suicidio de absoluta improbabilidad. Dado el contexto de detención, la vida de Florencia y el escenario de violencia institucional que podemos suponer.

 

Nadie se suicida en una comisaría!!

Gritan las colectivas feministas de la región

 

El 11 de agosto se le realizó una re-  autopsia al cuerpo en la que se impidió estar presentes a los peritos forenses presentados desde la familia de Florencia.

 

En diálogo con La Marea Noticias, su hermana, Andrea Morales explicó que a la fecha desconocen los motivos de esa decisión.

Lo cierto es que se trató de un peritaje que en el que trascendió la falta de órganos.

Para Andrea, se declara que estos órganos no estaban para ocultar la verdadera razón de la muerte de Florencia. “El órgano que falta dijeron primero que estaba roto, y en la re autopsia esa parte aparece, pero hay otros órganos desaparecidos. No tenemos especificaciones al respecto”

 

 

Andrea relata que la causa sigue parada como desde el principio y continúan las trabas a los abogados y peritos de parte. Lo que para ella “deja en evidencia los niveles de corrupción y la intención de ocultamiento de la verdad. Están tapando a esos catorce policías implicados que son los asesinos de mi hermana”

 

 

El 21 de septiembre volvió la actividad judicial en el multifuero de Santa rosa de Conlara.

La familia de Florencia impulsó el proceso solicitando se retomen las actividades suspendidas por la pandemia, y propuso además nuevas declaraciones testimoniales, en este caso, de sus hermanas.

Sin embargo, la justicia opinó que los pedidos serian analizados oportunamente.

 

 

A seis meses de su crimen siguen los interrogantes.

 

¿Cuál será para el juzgado el momento oportuno para reprogramar la inspección ocular de la que habían excluido a los peritos de la familia de Florencia? Interpelan desde el spot realizado por La Malona (colectiva feminista de Mendoza) SUTE (Sindicato Unido de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación), Movimiento de Mujeres de Mendoza, Colectivos de Difusión Anarquista, ACL (¿) Frente de Organizaciones en lucha (regional Mendoza), Colectiva de Escritores por la IVE de Mendoza, Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito de Mendoza, Frente Popular Darío Santillán Corriente Plurinacional (Mendoza), Colectivo Las Pibas del Agua, y la Coordinadora contra la represión policial e institucional Regional Mendoza.

 

Desde CORREPI Mendoza, advierten en su alocución: “denunciamos todo suceso que acontece intramuros como causal de muerte ya sea en una comisaria   se configura como absolutas y total responsabilidad estatal. A nivel nacional ya hemos registrado más de cien casos entre fusilamientos y causas de gatillo fácil durante la cuarentena. Continuamos en lucha contra las detenciones arbitrarias, la tortura y muerte en lugares de detención”.

 

¿Por qué no se pudo determinar la causa de la muerte en la segunda autopsia?

¿Será que la demora contribuyó a que el cuerpo se deteriorara y resultara imposible sacar conclusiones contundentes? ¿O habrá influido la desaparición de las partes del cuello?

¿Será que no determinan las verdaderas causas de la muerte porque se les derrumba la hipótesis del suicidio? Continúan preguntando estas voces colectivas.

 

Andrea enfatiza la responsabilidad y complicidad del perito forense de la causa: “El ocultó e hizo caso omiso a un montón de pruebas que son habituales en una autopsia y él no las hizo”.

 

 

 

“Exigimos al juez Jorge Pinto que no cierre la causa. Estamos junto a varias agrupaciones coordinando acciones para que no quede silenciada la muerte de Florencia”, explica Andrea.

 

 

 

 

 

Este lunes se realizó una marcha en Santa Rosa de Conlara convocada desde las organizaciones mencionadas, para exigir las respuestas que aún no tenemos.

 

Exigimos y exigiremos Justicia por Florencia Magalí Morales!

 

Compartinos tu opinión