Información y formación con visión de género

Viedma: Fue ILE, aunque mientan y mientan para que algo quede…

310 0

Por Romina Pezzelato

Así se titula el documento difundido en el día de ayer, por la colectiva feminista Rosa Salvaje de Viedma, y la red nacional de “Socorristas en Red”.

El mismo hace referencia a la violencia mediática e institucional (de parte de la justicia y la policía) hacia una mujer víctima de violencia de género, asistida y refugiada por tal razón por la Secretaría de Igualdad de Género de la ciudad de Río Negro.

La mujer se encontraba cursando un embarazo no deseado y solicita al equipo técnico del servicio territorial, de forma voluntaria una Interrupción Legal del Embarazo (ILE). Ante este pedido, el organismo antes mencionado, solicita la intervención del sistema público de salud, desde donde se garantiza el acceso a la ILE contemplado en normativas vigentes.

Las activistas socorristas de Rosa Salvaje son convocadas por la Secretaría de Igualdad de Género para acompañar el proceso ILE, que el equipo de salud había determinado fuera de manera ambulatoria. La genuina preocupación de la Secretaría estaba puesta en el cuidado de esta mujer y recurrió a quienes desde hace años brindan contención y sostén en estas situaciones y en el proceso posterior, para que se vivencie de manera segura, cuidada y acompañada.

La situación deriva en que una operadora que trabaja en un refugio del Estado, donde se alojaba a la mujer con sus hijes, presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público Fiscal, esgrimiendo argumentos antiderechos y a todas luces contrarios a lo establecido en las leyes vigentes a nivel nacional y provincial. La persona expuso datos sensibles respecto de la intimidad y seguridad de la mujer implicada, y habría participado en la misma denuncia una agente de la policía.

Por su parte, los fiscales Guillermo Ortiz y Hernán Trejo dieron curso a una investigación persecutoria y criminalizadora, en la que destinaron recursos humanos, presupuestarios y tiempo para allanar con celeridad un domicilio y el propio refugio. Celeridad que no demuestran en otras ocasiones. Todo esto no hace más que revictimizar y vulnerar el derecho a la Interrupción Legal del Embarazo, práctica contemplada en el Código Penal Nacional desde el año 1921, ratificada por el Fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia y regulada en la provincia de Río Negro, por la Ley 4796 del año 2012.

En paralelo al accionar de la justicia y la violencia policial (en el marco de los allanamientos), la violencia mediática.

Los medios locales abordaron el tema ajenos a todas las prescripciones en torno al tratamiento de noticias vinculadas la violencia de género. Exponiendo datos de la vida personal de la víctima, descuidando su situación de resguardo dada la violencia que vivía en su hogar. Este ejercicio de la violencia por parte de los medios debe parar y debe ser denunciado todas las veces que sea necesario, para que quienes informan dimensionen las implicancias de su especulación y amarillismo.

En díálogo con La Marea Noticias, Pamela Luna integrante de «Rosa salvaje», afirma que «no hay confirmaciones oficiales de que la cause ya no prospere. Lo que ya se hizo fue ilegal porque era una ILE y desde el primer momento el hospital brindó la copia de la historia clínica de la mujer. Esto debió ser frenado desde un primer momento. Se allanó la casa refugio donde ella estaba y la de su coordinadora. Le sustrajeron a la coordinadora su teléfono personal y el cuaderno de registro de la casa».

«Hoy la mujer tiene dos abogadas que la acompañan y por ahora la principal intención es que ella salga de esta situación de exposición y vulneración», explica Pamela. Y agrega: «Nosotras creemos que no continuaron con los allanamientos por la presión social que se ha ejercido acá. Nosotras integramos el «Frente verde» integrado por 25 grupas feministas y desde allí surgió el comunicado que está circulando».

En el documento publicado, les integrantes de “Rosa Salvaje” afirman:

Una vez más los movimientos feministas debemos repudiar y denunciar el accionar amarillista, misógino y patriarcal de medios de comunicación digitales de la ciudad de Viedma, Lo Principal y Noticias net. Estos medios desde el lunes 8 de junio se ocupan de una cacería violenta y mentirosa contra una mujer víctima de violencia de género que se encuentra siendo asistida y refugiada por la Secretaria de Igualdad de Género de la provincia de Río Negro.

Es evidente que en el Poder Judicial la información vuela y llega a manos de pseudo comunicadores que ni siquiera se toman el trabajo de informarse sobre los temas que escriben.

Desde Rosa Salvaje y Socorristas en Red:

-Repudiamos el accionar de estos medios de prensa y exigimos que cesen las calumnias y falsedades.

-Repudiamos estos actos intimidatorios de la fiscalía y exigimos el cese de una investigación a todas luces inconducente, dado que el accionar desplegado se asienta en las leyes vigentes.

-Postulamos que la Secretaría de Género y al Ministerio de Desarrollo Humano contrate personal capacitado en perspectiva de género para que ejerza funciones en estas áreas y que inicie el sumario correspondiente a la operadora que denunciara a una mujer a la que debía proteger y cuidar.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar