Información y formación con visión de género

Ana Falú sobre los dichos de Bussi: «Su posicionamiento va más allá de la ignorancia»

98 0

Tucumán es la única provincia del país que no adhirió a la Ley Micaela (n° 27499), que implica la formación en violencia de género de lxs integrantes de los tres poderes del estado.

Ricardo Bussi (hijo de Antonio Domingo Bussi) es el actual presidente del Bloque de Fuerza Republicana de la legislatura tucumana y presentó un proyecto alternativo a la ley, “Sin tinte ideológico feminsta”.

En el atropello de su propuesta a una Ley debatida y sancionada, avanzó hace unos días: ““Queremos combatir la violencia contra la mujer con una ley propia, no con tinte ideológico como la ley Micaela que está abordada desde el punto de vista feminista y queremos que sea una ley escéptica. (…)»No conozco casos de mujeres asesinadas por el hecho de ser mujer. Conozco hombres que han asesinado mujeres por celos, por envidia, por depresión, por drogas pero no por el hecho de ser mujer»

Sus dichos han generado reacciones y enfático repudio desde diversos sectores del movimiento de mujeres y de la lucha contra la violencia de género

Compartimos las palabras de Ana Falú, tucumana, académica feminista y activista social por los Derechos Humanos:

Ley Micaela, Tucumán debe votarla.

Ricardo Bussi, el hijo del asesino y genocida Antonio Bussi, afirma “No conozco casos de mujeres asesinadas por el hecho de ser mujer”.  Desconoce el significado contundente de la afirmación “mujeres asesinadas por el solo hecho de serlo”, que resume décadas de lucha de las mujeres por sus derechos a una vida sin violencias, el legislador es ignorante, no conoce la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (OEA, Belem do Para, 1995); menos conocerá el antecedente decisivo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres (ONU 1979).

Es ignorante.  Pero su posicionamiento va más allá de la ignorancia, es un machista autoritario, que no puede entender un concepto que desnuda el sentido de apropiación de cuerpos y vidas de las personas constitutivo de las conductas patriarcales autoritarias y violentas, esas que se adueñan de las vidas y de los cuerpos de las mujeres, y no sólo.  Violencias que llegan al feminicidio, convirtiendo esos cuerpos de mujeres asesinadas en cuerpos políticos que denuncian.

Este Bussi no puede entender este concepto, porque tendría que asumir que su padre ejerció la “dueñidad” sobre los cuerpos de nuestros desaparecidos detenidos y asesinados. Aún más, asesinados por él mismo; cuerpos que denuncian y son cuerpos políticos.

Impresionante este Bussi, que a una Ley votada en el Congreso de la Nación la defina como “una Gestapo ideológica ultra feminista, abiertamente abortista”.  Duele y asombra.  Duele por Tucumán y asombra su miedo a las libertades, la expresión de intolerancia.  Rechaza una herramienta para democratizar, la Ley Micaela, un instrumento legal que legitima el problema de las violencias, y que sólo propone capacitar para la prevención de violencias de género y los feminicidios.  Llevamos 33 mujeres asesinadas en la cuarentena. ¿No se enteró Bussi?.  Hoy en la pandemia muchas mujeres están encerradas con sus maltratadores.  Hoy más que nunca necesitamos que Tucumán voté esta ley que busca avanzar en el derecho de las mujeres a una vida sin violencias.

Me sumo a las voces de Tucumán en Exigir la adhesión de Tucumán a la Ley Nº 27499 “Ley Micaela” sin demoras y sin modificaciones.

Ana Falú

Activista Feminista y por los DDHH, Académica.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar