El femicidia de Camila Tarocco debía estar en su casa cumpliendo prisión domiciliaria por violencia de género

El femicidia de Camila Tarocco debía estar en su casa cumpliendo prisión domiciliaria por violencia de género

Ariel Alberto González, confesó ante sus familiares que asesinó a la mujer cuando se reunió con ella el viernes por la noche. El femicida debería haber estado en su casa cumpliendo prisión domiciliaria por violencia de género. La condena la incumplió en reiteradas oportunidades sin ser monitoreado electrónicamente ni por personal policial. Camila es la víctima fatal número 22 por violencia de género desde que se decretó la cuarentena.

Por: Carina Ambrogi

En plena cuarentena las calles de Moreno gritaron: “En Moreno falta Camila”. La última vez que la vieron fue el 4 de abril, cuando salió de su casa rumbo al banco a cobrar la Asignación Universal por Hijo. Después de 10 días de búsqueda, el cuerpo de la joven de 26 años fue hallado dentro de una bolsa semienterrado en un descampado ubicado a dos cuadras de la casa de su ex marido, padre de sus hijos de 5 y 7 años. Ariel Alberto González, confesó ante sus familiares que asesinó a la mujer cuando se reunió con ella el viernes por la noche. El femicida debería haber estado en su casa cumpliendo prisión domiciliaria por violencia de género. Según informó Clarín, incumplió la condena en reiteradas oportunidades sin ser monitoreado electrónicamente ni por personal policial.

Hace una semana, el asesino quedó detenido por incongruencias en sus testimonios ante la Justicia, por decisión de la fiscal Luisa Pontecorvo, titular de la UFI 3 de Moreno-General Rodríguez, en el marco de la causa que se abrió por la desaparición de la jóven. Fuentes judiciales confirmaron a la prensa que los familiares del detenido se quebraron y aseguraron que Gonzáles les confesó la autoría del crimen.

Claudia Sánchez, la mamá de la víctima, había radicado la denuncia por la desaparición de su hija en la Comisaría 1° de Moreno. Las últimas personas que estuvieron con ella según indicó fueron una vecina, su actual pareja y el ex marido.

Según informó el Observatorio MUMALA, en lo que va de 2020 se registraron 83 femicidios, 22 de los cuales ocurrieron durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Cuando decimos que es necesaria la #EmergenciaNiUnaMenos, aún más en tiempos de #Pandemia, es por esto”, reclamaron desde esta organización. “El Estado debe garantizar medidas urgentes, mecanismos que velen por nuestra vida, que sean rápidos, eficaces y sobre todo accesibles para todas las mujeres y disidencias”, exigieron.

Camila había denunciado a su ex marido por violencia de género y esperaba el juicio postergado por #Coronavirus. La búsqueda de Camila fue especialmente compleja para su familia, quienes sumaron a la angustia lógica de una desaparición de este tipo el aislamiento decretado por la cuarentena. Carteles pegados en las calles fueron una manera de ocupar las calles gritando un reclamo que en otro momento hubiera sido movilización.

Hace algunas semanas referentes feministas de diversas agrupaciones feministas del ámbito de la política, de la sociedad civil, e intelectuales hicieron un llamamiento mediante una carta pública al gobierno nacional para que atienda la violencia por razones de género con la misma celeridad con la que se atiende la pandemia por CONVI-19.

La situación de aislamiento, según reconoció la propia Ministra de las Mujeres, Género y Diversidad incrementa los casos de violencia de género. Sin embargo, los reclamos desde diversos organismos dan cuenta de que no se vislumbran acciones específicas que den cuenta de que esta realidad se está atendiendo con la urgencia que la situación reclama.

Si sos víctima o conocés a alguien que sufra violencia de género llamá al 144 las 24 horas.

Compartinos tu opinión