Quiso burlarse del ciclista que rompió la cuarentena y agredió a las mujeres

Quiso burlarse del ciclista que rompió la cuarentena y agredió a las mujeres

Un médico de la Ciudad de Río Cuarto filmó un video «gracioso», en donde evade a su esposa mientras hace deporte en su casa simulando los controles policiales que eludió el ciclista detenido por violar la cuarentena. Diversas referentes feministas cuestionan el contenido sexista del video que deja en evidencia la construcción machista de la distribución de tareas del hogar.

Este fin de semana se virilizó un video en el que un ciclista de la ciudad de Río Cuarto, Córdoba, se filmó anunciando feliz que había logrado realizar un viaje en bicicleta, eludiendo los controles policiales dispuestos para el cumplimiento de la cuarentena social, preventiva y obligatoria. A las pocas horas el ciclista de 49 años Cristian Pandolfi, fue detenido al llegar a su domicilio e imputado por atentado a la salud pública y desobediencia a la autoridad.

Posterior a este episodio, un médico de la misma ciudad, filmó un video en tono de humor en el que se jacta de salir a hacer ejercicio en el patio de su casa eludiendo en este recorrido a su esposa, simulando los controles policiales que sorteó el ciclista. “He pasado un día espectacular hoy, vengo corriendo, acabo de esquivar a mi esposa que estaba en el patio, y me pido que le tendiera la ropa. Un día bárbaro…, estoy por llegar a la cocina, acabo de esquivar de vuelta a mi esposa. Un día espectacular jajaja”, dice el señor. Además de circular con velocidad en las redes, este video fue reproducido como noticia en la página web del diario local de mayor alcance, haciendo referencia al “humor” que el mismo supone.

El alto repudio que produjo en la sociedad el video del ciclista, no tuvo en absoluto el mismo repudio que el gracioso que incurre en violencia simbólica, no sólo hacia su mujer, sino también a todas las mujeres que se ven reflejadas en esta construcción de la mujer como agente “policial” de control indeseado en el hogar, única responsable además de las tareas domésticas.

Adriana González, Investigadora en Problemáticas de Género y titular del Concejo de Género Municipal de la Ciudad de Río Cuarto, analizó en diálogo con La Marea Noticias que este es uno de los tantos memes con contenido machista y misógino que comenzaron a circular durante la cuarentena. Según pudo analizar varios de estos consisten en mostrar a varones “padeciendo” el tener que quedarse en casa y “soportar” a sus esposas. Este contenido, según señala Gonzáles, no sólo refuerza la discriminación machista del espacio público como lugar propio de los varones, y el hogar como lugar habitual de las mujeres, sino que además deja en evidencia que son las mujeres quienes están sobrecargándose con las tareas que supone el quedarse en casa. Tareas domésticas, tareas escolares, cuidado familiar, mientras que el varón aprovecha el tiempo para recrearse en el patio haciendo ejercicio.

“Ese es el reflejo de lo que siempre decimos, las violencias empiezan siendo psicológicas, simbólicas, a donde quedan en evidencia la cuestión de los privilegios, del varón heterosexual sobre el resto de la población”, señaló la investigadora.

Betiana Cabreba Fasolis, referente de MUMALA Córdoba, indicó que lo que se dice a en tono de broma desnuda la desigual distribución de las tareas de cuidado en el hogar que viven las mujeres. “Esto lo que hace es aumentar la brecha laboral y económica en nosotras, porque corremos con desventaja, con respecto a varones disponiendo de ese tiempo para el hogar y no para un trabajo que sea remunerado, o nuestra capacitación o especialización”, indicó la entrevistada.

Desde diversos organismos públicos y de la sociedad civil han alertado sobre el incremento que se registra en el país de casos de violencias de género desde que se decretó el aislamiento social. En Córdoba se sumaron 20 nuevas personas al canal de atención a consultas y desde las líneas de atención nacionales estiman que la violencia creció más del 30%.

Betiana Cabrera Fasolis remarcó que el aislamiento es un buen momento para cuestionarse las masculinidades, cómo dividimos las tareas y repartimos los tiempos. “Que está situación nos sirva también para cuestionar cómo son nuestros hogares y hacerlos más equitativos”, señaló.

Compartimos el video extraído de la página oficial de YouTube de Diario Puntal

Compartinos tu opinión