Ley Micaela: El estado es responsable

Ley Micaela: El estado es responsable

Por: Carina Ambrogi

El sábado 31 de marzo de 2017, el papá de una adolescente llegó a una comisaría de Gualeguaychu para radicar una denuncia contra Sebastián Wagner, quien intentó violar a su hija. Wagner había sido declarado culpable de delitos de violencia sexual, pero estaba en la calle gracias al beneficio del juez de Ejecución de Entre Ríos Carlos Rossi. El magistrado le otorgó la libertad condicional pese a los dictámenes que lo desaconsejaban taxativamente. El policía que debía radicar la denuncia del papá de la adolescente le dijo que vuelva el lunes, la jueza estaba de viaje y no podía tomarle la denuncia. Esa noche Wagner secuestró, violó y asesinó a Micaela García.

“Si ese funcionario hubiera tenido perspectiva de género y hubiera sabido cómo actuar, no lo hubiera dejado libre. Y esta Ley no se llamaría Micaela, y yo no estaría acá, estaría con mi hija”, dijo Néstor “Yuyo” García, papá de Micaela. Las palabras emanaron seguras y cargadas de emoción frente a un auditorio que se reunió en la localidad de Río Cuarto para escuchar una de las tantas capacitaciones que realizan por todo el país para concientizar sobre la importancia de aplicar efectivamente la ley.

El proyecto de Ley logró su tratamiento en diputados en diciembre de 2018, impulsado por el torbellino que generó en todos los ámbitos la denuncia por abuso contra Juan Darthes. Cerca de la madrugada recibió la aprobación con casi la totalidad de los votos, con la excepción del diputado Olmedo que votó en contra. Al día siguiente se trató en senadores, a donde recibió la aprobación por unanimidad y sin discusión. Desde entonces Ley 27499, denominada “Ley Micaela”, obligó a todas las personas que trabajan en los tres poderes del Estado Nacional a recibir capacitaciones en temas de género y violencia contra las mujeres.
La ley tiene dos grandes virtudes, es de aplicación obligatoria (quienes no la realizan pueden recibir sanciones), y se requiere muy bajo presupuesto para su aplicación.

La Ley en Río Cuarto

En la ciudad se empezó a implementar con la adhesión del Concejo Deliberante en julio de este año. Se responsabilizó para el dictado de los talleres a la subsecretaría de adolescencia, niñez y familia y al Consejo Municipal de Género, sin designar presupuesto extra para esta actividad. Hasta el momento se capacitó a más de 300 agentes municipales, lo que representa apenas un 25% del total. Los talleres se dictaron en dos cohortes presenciales y una virtual, que continúa actualmente, con la modalidad de evaluación final, de modo de poder conocer si se aprehendieron los contenidos. Los mismos abordan los distintos tipos de violencia, diversidad, educación sexual y normativa específica de la ley. Las personas capacitadas hasta el momento son integrantes del Concejo Deliberante, secretarios de gobierno y tribunos de cuentas, resta incluir a personal de la Justicia y la Policía.

Las capacitadoras señalaron a La Marea que en los diferentes encuentros se problematizaron cuestiones vinculadas al arraigo de la tradición machista en conductas violentas naturalizadas en los espacios de trabajo. Las capacitaciones hay sido muy beneficiosas en este sentido, para resignificar costumbres, y para dotar de otras herramientas de abordaje a las personas que están en atención al público. Sin presupuesto no hay Ni una Menos
El presupuesto nacional designado para prevenir y erradicar la violencia de género es de $11 por mujer. Según señaló hoy el papá de Micaela García, de ese total el destinado a programas de prevención es de $2,50. Ese presupuesto está sub ejecutado, y en lo que va del año, casi llegando al final, se han destinado tan sólo 0,24 centavos por mujer. Este dato que indigna tanto como asusta, es una de las cuestiones que señaló Néstor como las “resistencias políticas” para abordar la problemática en el país.

El presidente del Bloque de Unión por Córdoba Carlos Gutiérrez, al ser consultado por la precariedad presupuestaria con la que funcionan los entes dedicados a este fin en la provincia, señaló que ese es un análisis de cortísimo plazo. “Acá se tiene que erradicar una cuestión cultural que lleva años” señaló. Sin embargo, el presupuesto que destina la provincia para atender el tema no es para precisamente enfocado en prevención, sino que el grueso es para atención de casos de violencia.
“La ciudad es la primera puerta que tocan los vecinos”, dijo Juan Manuel Llamosas, intendente de Río Cuarto, al hacer referencia a la importancia que tiene que el municipio aborde la problemática de género. La ciudad, como lo remarcamos en más de una oportunidad, posee al personal de la subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia trabajando en su mayoría con sueldos por debajo de la línea de pobreza, y con equipos que por falta de personal no llegan a abordar de manera efectiva el volumen de demandas que reciben.

Gutierrez, Llamosas, y la titular de la secretaria de Lucha contra la violencia de género de la provincia, Claudia Martínez, participaron de la mesa que se colocó en el escenario para presentar la jornada de capacitación, de la que participaron el papá de Micaela, la mamá, Andrea Lescano, y una compañera de militancia. Sólo Claudia Martínez se quedó a escuchar la capacitación hasta el final, aunque ya era la tercera vez que la escuchaba.

Compartinos tu opinión