Información y formación con visión de género

¿Qué pensás cuando estás a favor o en contra del aborto? Una encuesta de la UBA entre manifestantes «verdes» y «celestes»

55 0

foto: filo.news

Realizaron encuestas en la «Marcha por la Vida», del 23 de marzo, y en la concentración en apoyo al Proyecto de Ley IVE en el Congreso el 28 de mayo. Respuestas muy polarizadas respecto al aborto, la desigualdad de género, creencias religiosas, matrimonio igualitario. Y menor polarización cuando se preguntó por el uso de anticonceptivos y la enseñanza ESI.

Por Azul Tejada para Pagina 12

Docentes y estudiantes del Taller de Investigaciones sobre Cambio Social de la carrera de Sociología de la UBA y del Instituto Gino Germani realizaron una encuesta para explorar las percepciones, las prácticas y las características de los participantes de movilizaciones a favor y en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Para ello, eligieron dos encuentros masivos llevados a cabo este año: la “Marcha por la Vida” realizada desde Plaza Italia hasta la Facultad de Derecho el 23 de marzo, en conmemoración del “Día del niño por nacer”, y la concentración en apoyo a la presentación del Proyecto de Ley IVE que tuvo lugar frente al Congreso el pasado 28 de mayo.

Durante las movilizaciones, indicaron los investigadores, se abordó a un total de 370 personas con un cuestionario semiestructurado para conocer su opinión respecto al aborto, la desigualdad de género, las creencias religiosas, los valores importantes para una sociedad, el financiamiento de las iglesias por parte del Estado, elmatrimonio igualitario, los métodos anticonceptivos y la enseñanza de ESI en las escuelas. Con los resultados de la encuesta, adelantó el titular de cátedra Julián Rebón, los estudiantes “comenzarán productos de investigación” que contarán con “un análisis en profundidad”.

Uno de los primeros datos que llamó la atención de los investigadores fue la postura “radicalizada” de ambos grupos respecto al aborto. Mientras que el 72,7% de las personas que acompañaron la presentación del proyecto el 28 de mayo consideró que el aborto debería estar permitido en todos los casos, la misma proporción de participantes de la “Marcha por la Vida” consideró lo contrario: que el aborto debería estar prohibido en todos los casos, incluso en los permitidos por el Código Penal y el fallo FAL. Solo el 27% de los participantes de ambas marchas ofrecieron posturas matizadas.

Eso es interesante. Porque estos movimientos se articularon para apoyar o rechazar el proyecto de ley IVE, pero cuando en las marchas preguntamos qué los moviliza, sus demandas son más radicalizadas. Eso es característico de los movimientos sociales. La demanda en la arena pública suele adaptarse a ciertos contextos políticos, pero cuando consultás con las bases que se movilizan, las demandas que reivindican suelen ser más radicalizadas que las que incorporan en los pliegos”, consideró Rebón.

Docentes y estudiantes del Taller de Investigaciones sobre Cambio Social de la carrera de Sociología de la UBA y del Instituto Gino Germani realizaron una encuesta para explorar las percepciones, las prácticas y las características de los participantes de movilizaciones a favor y en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Para ello, eligieron dos encuentros masivos llevados a cabo este año: la “Marcha por la Vida” realizada desde Plaza Italia hasta la Facultad de Derecho el 23 de marzo, en conmemoración del “Día del niño por nacer”, y la concentración en apoyo a la presentación del Proyecto de Ley IVE que tuvo lugar frente al Congreso el pasado 28 de mayo.

Durante las movilizaciones, indicaron los investigadores, se abordó a un total de 370 personas con un cuestionario semiestructurado para conocer su opinión respecto al aborto, la desigualdad de género, las creencias religiosas, los valores importantes para una sociedad, el financiamiento de las iglesias por parte del Estado, elmatrimonio igualitario, los métodos anticonceptivos y la enseñanza de ESI en las escuelas. Con los resultados de la encuesta, adelantó el titular de cátedra Julián Rebón, los estudiantes “comenzarán productos de investigación” que contarán con “un análisis en profundidad”.

Uno de los primeros datos que llamó la atención de los investigadores fue la postura “radicalizada” de ambos grupos respecto al aborto. Mientras que el 72,7% de las personas que acompañaron la presentación del proyecto el 28 de mayo consideró que el aborto debería estar permitido en todos los casos, la misma proporción de participantes de la “Marcha por la Vida” consideró lo contrario: que el aborto debería estar prohibido en todos los casos, incluso en los permitidos por el Código Penal y el fallo FAL. Solo el 27% de los participantes de ambas marchas ofrecieron posturas matizadas.

Eso es interesante. Porque estos movimientos se articularon para apoyar o rechazar el proyecto de ley IVE, pero cuando en las marchas preguntamos qué los moviliza, sus demandas son más radicalizadas. Eso es característico de los movimientos sociales. La demanda en la arena pública suele adaptarse a ciertos contextos políticos, pero cuando consultás con las bases que se movilizan, las demandas que reivindican suelen ser más radicalizadas que las que incorporan en los pliegos”, consideró Rebón.

Respecto a la desigualdad entre géneros, las opiniones también fueron polarizadas: el 97,9% de las personas consultadas en el marco de la marcha a favor del proyecto IVE consideró que hay mucha desigualdad, mientras que el 65,3% de los participantes de la “Marcha por la vida” opinó que la desigualdad entre mujeres y varones es «poca o ninguna».

El posicionamiento en relación al matrimonio igualitario también fue un “un parte aguas entre las dos poblaciones”, explicaron los investigadores. Mientras el 95,9% de las personas que apoyan el proyecto IVE declaró estar “Muy de acuerdo” con el matrimonio igualitario, el 66,5% de las personas que se oponen a la legalización del aborto afirmó estar “Muy en desacuerdo” o “En desacuerdo”.

En tanto, las opiniones sobre el financiamiento de las iglesias por parte del estado y la enseñanza de ESI fueron más “homogéneas” entre los militantes a favor de la IVE y más “heterogéneas” entre los participantes de la marcha en contra del aborto.

Según la encuesta, el 87,6% de los militantes a favor del proyecto IVE afirmó estar “Muy en desacuerdo” con el financiamiento de las iglesias por parte del Estado. “Si bien entre aquellas personas que asistieron a la Marcha por la vida no se registró tal nivel de rechazo al financiamiento estatal de las iglesias”, aclararon los investigadores, “sus niveles de aprobación se encuentran alejados de un pleno apoyo”. En concreto, apenas un 34,6% afirmó estar “De acuerdo” o “Muy de acuerdo”.

La enseñanza de ESI en las escuelas también generó opiniones encontradas. Entre los impulsores del aborto legal, seguro y gratuito, el apoyo es pleno (96,9% afirmó estar “Muy de acuerdo”). La opinión de los opositores al proyecto IVE, en cambio, está más dividida: el 48,3% está en contra y el 38,6% a favor. “Habría que ver qué consideran ESI”, advirtió el investigador, ya que una de las demandas secundarias de la Marcha por la Vida era una “ESI sin ideología de género”.

El uso de métodos anticonceptivos, en cambio, es una práctica que recogió la aprobación de ambos colectivos, aunque en diferente proporción: 97,4% entre los que están a favor del aborto y 59,7% entre los que están en contra. Entre los antiderechos que asistieron a la “Marcha por la Vida”, sin embargo, se detectó un sector –aunque minoritario, 31,3%– que se manifestó “En desacuerdo” o “Muy en desacuerdo” con los métodos anticonceptivos. “Es llamativo que en el campo de las prácticas reproductivas haya tal nivel de secularización. La mayoría de los celestes está de acuerdo con los métodos anticonceptivos, o sea que es una práctica que ya ha sido secularizada”, consideró Rebón.

Otro de los aspectos consultados para conocer las características de los participantes de estas movilizaciones fue la religión. Mientras que entre los participantes a la “Marcha por la Vida” 9 de 10 afirmó profesar alguna religión, con una fuerte presencia de católicos (73,3%), seguidos de evangélicos (15,9%) y de otras religiones (7,4%), entre los participantes de la presentación del proyecto IVE se evidenció una amplia presencia de personas no creyentes (76,8%).

Los valores importantes para “el desarrollo y bienestar de la sociedad”, en tanto, también difirieron en ambos grupos: mientras que los participantes de la presentación del proyecto IVE se identificaron con el valor de la Igualdad (62,9%), quienes participaron de la “Marcha por la vida” se identificaron con la Fe (31,3%) y el Orden (17,6%).

Los militantes a favor de la legalización del aborto, consideró Rebón como una primera aproximación a partir de los datos que arroja la encuesta, “tienen una cultura más igualitaria, secularizada. Constituyen una masa ideológica en la cual es más observable la desigualdad de género y más aceptable la diversidad de disidencias sexuales. Tienen una mirada más amplia, menos dogmatizada”.

Los militantes en contra de la legalización del aborto, en cambio, al tener «una participación muy significativa en organizaciones religiosas» –el 65% participó o participa de una organización de ese tipo– «tienen una mirada más jerárquica de lo social, una mirada más jerárquica en torno al campo de género y una mirada más prescriptiva respecto al campo de lo sexual y de lo familiar”, concluyó el investigador.

 

 

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar