Información y formación con visión de género

La Resistencia Campesina le bajó el precio al remate del campo La Libertad

234 0

foto: Movimiento Campesino de Córdoba

Por Marco Reyna para La Marea Noticias

La resistencia de las familias de La Libertad y la lucha del Movimiento Campesino de Córdoba (MCC) generaron la presión necesaria para evitar que hubiera oferente alguno para la compra en remate que la Justicia de la Provincia dispuso al campo comunitario La Esperanza, ubicado al noroeste del territorio provincial; donde viven desde hace mas de cuatro generaciones 30 familias campesinas organizadas en el Movimiento Campesino de Córdoba.

Las 2814 hectáreas del lote La Esperanza forman parte de las 13 mil hectáreas del Campo La Libertad, ubicado al norte de las localidades de Quilino y Dean Funes y al sur de las Salinas Grandes.

Como en casi todo el territorio rural extra pampeano de la provincia, quienes poseen ancestralmente las tierras, no tienen sus títulos. Los lotes que conforman el Campo La Libertad son parte del conflicto desatado con la quiebra del Banco Feigin, allá por mediados de la década de los 90. Feigin compró en su momento los lotes de La Libertad a supuestos dueños que no vivían en el lugar para luego poner en hipoteca esos lotes al adquirir un crédito del ya extinto Banco Social de Córdoba. Desde entonces, la deuda devino en un pasamanos de empresas que han intentado sin éxito hacerse de los lotes. La resistencia y la organización de las familias campesinas nunca lo permitieron.

Los antecedentes no eran muy auspiciosos para los potenciales compradores. En diciembre del 2013 se remataron 8900 hectáreas de La Libertad. Cinco años después, la empresa compradora Petrocord todavía no ha podido hacer acto posesorio de lo que ha comprado. La posesión la tienen las familias campesinas desde hace décadas y no piensan negociarla.

El Campo La Libertad es territorio campesino. Las 30 familias que allí viven producen alimento para su sustento y comercializan en la región miel de monte, arropes, cabritos, pollos, quesos, quesillos y dulces de leche de cabra; hacen aprovechamiento de la leña seca o enferma.

Muchas de esas familias han sido beneficiarias del derecho a la vivienda, a traves del programa de erradicación de viviendas rancho. Cobran anualmente el subsidio que la Ley de Bosques destina a los pequeños productores  y productoras en concepto de compensación por los servicios ambientales prestados; esto es: la conservación del monte nativo. Esas mismas familias están inscriptas en el Programa de las Buenas Practicas Agrícolas de la Provincia de Cordoba. También ejecutan proyectos productivos del Inta, del Ministerio de Desarrollo Social y de otros organismos del Estado. Pero no solo eso. El Centro de Salud es sostenido por mujeres campesinas formadas en salud comunitaria y atencion primaria de la salud a instancias del Movimiento Campesino de Cordoba, la Universidad Nacional de Córdoba y el Ministerio de Salud de la Nación. Y más. Esas familias lograron multiplicar por diez la matrícula de la escuela primaria de la zona. En el 2008, la Escuela tenia 3 estudiantes. Hoy cursan sus estudios diariamente 33 alumnos y alumnas.

De manera que toda esta integralidad campesina estaba en riesgo de ser rematada este jueves en Tribunales I, en la ciudad de Córdoba. La presencia de cientos de campesinas, campesinos, organizaciones sociales, actores políticos; intimidó a los posible compradores.

El remate volverá a convocarse. Mientras tanto, las familias campesinas seguirán tejiendo todas las estrategias posibles para dar fin a la injusticia de poner en duda quienes son realmente las dueñas y los dueños de esas tierras. Para Ester Barcena, campesina de La Libertad e integrante del MCC; “la Provincia debería comprar esas tierras y acordar con las familias la posibilidad de pagarla a 10 o 15 años con nuestra propia producción. El Estado debe garantizar que no perdamos nuestras tierras y dar una solución definitiva a esto”.

Ni la tierra ni las mujeres son territorio de conquista!

 

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar