PASSWORD RESET

Información y formación con visión de género

Juicio al ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra por obstruir derechos en Cipoletti

414 0

Por Romina Pezzelato

El 2 de abril de 2017, una joven de 19 años llega a la guardia del Hospital Cipoletti, en proceso de aborto. Es recibida en la guardia por el Doctor Rodriguez Lastra, responsable del servicio de ginecología en ese momento.

Ella le manifiesta que se trata de un aborto iniciado por su propia voluntad mediante medicación y que esa es su decisión: no continuar con un embarazo no deseado.

Luego, en diálogo con la Trabajadora Social, cuenta que ha sido víctima de una violación.

La legislación vigente indica en nuestro país hace casi cien años, que en esta situación (con este causal) la interrupción es legal. Así lo confirma la ley provincial de Río Negro n° 4796 que adhiere al fallo FAL y al Protocolo Nacional de atención de personas en situación de aborto.

Una mujer. Una decisión. El marco legal necesario. Un profesional que, desde su lugar de poder médico hegemónico, decide y actúa por encima de la voluntad de la paciente.

Rodríguez Lastra indicó medicación para frenar el proceso de interrupción.

El médico decidió no escuchar a una joven en una situación de suma vulnerabilidad, decidió que sus opciones personales y modos de ver el mundo son más relevantes que los de ella. También decidió que su palabra es más legítima que nuestro marco legal. Y por último, que su moral, tiene más peso que la vida de la joven, y el sufrimiento al que la expuso. El ejerció de este modo violencia institucional, según indica la Ley Nacional 26485

Desde ese momento la joven ha sido acompañada y contenida física y psicológicamente, para atravesar un embarazo no deseado y la consecuente cesárea. Proceso en el que hubo hasta intentos de suicidio.

Sentar precedentes

A mediados del año pasado la Legisladora Marta Milesi hizo una presentación a la justicia denunciando el accionar del médico ginecólogo.

En el día de hoy se dará inicio al juicio al Doctor Leandro Rodriguez Lastra en la ciudad de Cipoletti, por incumplimiento de sus deberes de funcionario público.

Desde La Marea nos comunicamos con María Verdugo, Trabajadora Social, integrante del Comité de Salud Sexual y Reproductiva del Hospital de Cipoletti, de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, y activista feminista de La Revuelta, quien afirma: “Para quienes venimos activando por los derechos sexuales y reproductivos, este hecho sienta un precedente importante (no hay antecedentes en este sentido) porque se enjuicia a alguien que obstruye el acceso a derechos. El debía dar curso a algo que estaba iniciado”

¿Cuál es el mecanismo institucional cuando un profesional se manifiesta como objetor de conciencia?

En el caso de que un profesional sea objetor de conciencia corresponde que la institución garantice el acceso al derecho de la persona y eso puede implicar derivación a otro centro de atención, o la contratación de alguien que garantice la práctica. Hay que destacar que en el mismo Hospital de Cipoletti se garantizan las interrupciones legales del embarazo hasta la semana 12, con medicación que brinda el hospital.

¿Qué lectura hacés de este juicio en términos del proceso de lucha feminista en la región?

Para quienes garantizamos derechos en el sistema de salud y somos activistas feministas por los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar, que este juicio suceda es un hecho de justicia y un acto de reparación. Lo es para quienes trabajamos en diversos ámbitos y ojalá lo sea en parte para esta joven, que ha sido víctima directa del accionar de Rodríguez Lastra.

Los mismos sectores que hoy defienden al médico son los que se oponen a la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral. Llevan la bandera del salvemos las dos vidas, y promueven más daño aún, mas sufrimiento en la vida de las personas. Hay ahí una incapacidad de escuchar otras existencias, otras realidades, otros deseos. La afectación para esta joven ha sido en todos los aspectos de su vida.

Pero este juicio es muy significante. Este juicio enuncia: “esto puede pasar cuando no se cumplen los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar”, afirma María

Compartimos aquí el comunicado de la Regional Patagónica de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, y Socorristas en Red de la Patagonia

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar