Información y formación con visión de género

Solas somos invisibles, juntas somos invencibles.

515 0

Por: Carina Ambrogi

 

La cantautora Teresa Parodi arrojó la frase ante un auditorio de casi 500 mujeres que se congregaron para participar del  2° Encuentro Nacional De Música de Mujeres, que se realizó en Santiago del Estero del 19 al 21 del corriente. “La expresión sirvió para definir el espíritu del Encuentro”, señaló en diálogo con La marea Haydé Infante, una de las músicas santiagueñas organizadoras del convite. El pulso de los tambores, voces y baile encarnado en el cuerpo de las artistas feministas que integran la colectiva organizadora, dieron el inicio a un espacio que se consagra  por segundo año consecutivo.

El Encuentro se realiza de manera autogestiva y tiene como objetivo generar un espacio para la capacitación y el debate en torno a la actividad musical de las mujeres en el país. Según explica Leyla Haick, una de las referentes del Movimiento Santiagueño de Mujeres, este espacio es el resultado de un trayecto de trabajo colectivo que llevan adelante hace más de 3 años.  “Nos hemos juntando las Santiagueñas con un mismo sentir, el darnos cuenta de que no había espacios para nosotras en los eventos culturales, veíamos en las carteleras una mujer entre 100 hombres. Eso nos hizo ruido y comenzamos a encontrarnos en asambleas para dialogar sobre todas las problemáticas que tenemos las mujeres en la música. Llegamos a la conclusión de que las discriminaciones que sufrimos son tan solo por ser mujeres, por eso comenzamos a realizar actividades autogestivas para visibilizar nuestro trabajo y generar nuestros propios espacios”.

En el transcurrir de esas reuniones empezaron a surgir eventos musicales,  el primero en el tradicional “Patio del Indio Froilán”, a donde vendían la discografía mientras se rotaban en el escenario.  Con el paso del tiempo se constituyeron como Asociación y hoy conforman la Primer “Asociación de Mujeres Músicas” del país.

En 2018 realizaron el Primer Encuentro de Mujeres Músicas con la idea de  encontrarse, escucharse y contenerse  con mujeres de todo el país para luchar por la igualdad en estos espacios. Organizaron además dentro de ese marco  momentos de capacitación gratuita para fortalecer las capacidades  de las asistentes, las que muchas veces por las distancias o los costos de matrícula resultan difíciles de acceder.

“Una de las conclusiones del año pasado fue plantear la ley de cupo para que ingrese en el Senado, trabajamos todo el año con estas gestiones y además  con campañas de visibilización de la discriminación hacia nosotras mediante carteles y promociones públicas”, explica Haick. La Ley de cupo tuvo un espacio exclusivo dentro de las mesas de debate del Encuentro, del que participó este año Diego Boris Macciocco, Presidente del Instituto Nacional de la Música.

“Dicen que no somos convocantes, esta es una construcción patriarcal y machista, sabemos que es mentira porque hay muchas mujeres talentosas y convocantes. Lo que logran esas declaraciones es que estemos más unidad de lo que ya estábamos  para seguir expandiendo esta lucha por los derechos de igualdad”, señaló Haick en relación a las justificaciones que se suelen esgrimir al momento de justificar la disparidad en las carteleras.

Este año los talleres recibieron más de 100 inscritas, que era el tope máximo por taller,  y tocaron temáticas como composición musical,  percusión,  ensamble, gestión cultura y sonido, entre otros.

Chacha de León, la reconocida percusionista Uruguaya que  integra actualmente “La Melasa” (primera cuerda de candombe Feminista de la región), fue una de las talleristas seleccionadas. En diálogo con La Marea, Chacha remarcó la capacidad de organización que tienen las integrantes de la Colectiva de Músicas Santiagueñas, de las que se lleva un aprendizaje que pretende volcar en las agrupaciones feministas de las que forma parte en el vecino país.

“Estamos siguiendo a la argentina por lo que están haciendo en materia de equidad y música, lo q estoy aprendiendo es maravilloso, como se han organizado en un año, pasar de ser uno o dos grupos a ser ya más de 20 movimientos a nivel nacional.  Me voy sorprendida por la velocidad, este Encuentro es mucho aprendizaje y creo que las argentinas están unos cuantos pasos más adelante que nosotras,  tenemos mucho que aprender y compartir”, dijo.

Para el final se organizó un Festival Feminista que tuvo en escena a más de 18 bandas y solistas de diversos puntos del país, las que se encargaron de expandir desde las tablas esa energía y fuerza que emana de las mujeres cuando se juntan. “No paren nunca”, les pidió Teresa Parodi con las manos en alto sobre los aplausos que la despedían y ovacionaban, y a juzgar por lo que queda sonando en el aire, así será.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar