Información y formación con visión de género

Herederas de Marielle

Por Romina Pezzelato para La Marea
322 0

Trece tiros sobre su cuerpo. El amedrentamiento. Porque es una muerte que decreta; un disparo no es suficiente. “De este modo se calla en Brasil a quienes enfrentan”, se escribió sobre el cuerpo de Marielle. Y su asesinato operó como postal. “Así les va a ir”, se les dijo en Brasil a todas las mujeres organizadas y con sed de un mundo nuevo.

A un año de su asesinato dos detenidos y un apellido que no deja de resonar: Bolsonaro. El vecindario, la ex novia de su hijo… el secreto a voces se devela con todas las letras. Solo un detalle nos aleja de lo justo. La trama de poder y terror que impedirá, sin duda, el castigo al verdadero culpable.

En la actualidad hay en Brasil 17 millones de armas en manos de civiles, diez millones adquiridas en el mercado ilegal. Se trata del segundo país del mundo con más hechos de violencia diaria, siete de cien  personas por día son asesinadas en algún hecho de violencia. El miércoles dos jóvenes, de 17 y 27 años, asesinaron a diez estudiantes en una escuela pública en San Pablo.

Esta semana se produjo un allanamiento en el que se incautó la cantidad más grande de armas de la historia de Río de Janeiro: 115 fusiles de la marina estadounidense. No era en una favela, sino en el vecindario del actual presidente. Los medios no tienen cómo ignorar lo que pasó y hasta los periódicos conservadores asocian a los sicarios con personas del gobierno. El delegado de la investigación se irá a Italia, por cuatro meses a realizar un intercambio con las fuerzas policiales respecto a la lucha contra la mafia. Su “formación” tendrá lugar justo cuando la investigación sobre el asesinato de Marielle va a adentrarse en los autores intelectuales del hecho, y en quién dio la orden a los sicarios.

El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, aún no ha dado respuestas al respecto.

“Aquí hay alguien que dio la orden por alguna razón, y nosotros queremos saber cuál es esa razón y quién es esa persona”

 Janaina Pinto, comunicadora popular y periodista, especialista en género y derechos humanos de Río de Janeiro, dijo en diálogo con La Marea:no es casualidad que la noticia de los detenidos salga dos días antes del año del asesinato, para desactivar las movilizaciones, pero entendemos que eso no disminuyó la cantidad de gente en la calle en el día de hoy”.

Todo es cinismo. Janaina cuenta que cuando preguntan: “¿Quién mató a Marielle?”, ellos responden: “¿y quién mandó a matar a Bolsonaro?, eso tampoco se sabe”. Ellos desestiman el asesinato de Marielle y lo equiparan a ese ataque al presidente. Devuelven la pregunta como si no fuera legítimo hablar de Marielle Franco, pero “aquí hay alguien que dio la orden por alguna razón, y nosotros queremos saber cuál es esa razón y quién es esa persona”, afirma Janaina.

Cuando la violencia y la crisis social caen sobre las mujeres

“Ellos quieren legalizar la portación de armas y el movimiento de mujeres se opone rotundamente. Esto nos expone aún más. ¿Quiénes van a portar las armas? Quiénes hablan en nuestro nombre diciendo que estaremos menos amenazadas las mujeres si hay más armas en el país?, se pregunta Janaina.

En la cadena de desigualdades, la desigualdad de género subyace y acentúa todas las problemáticas: No es lo mismo ser pobre, que ser mujer pobre. No es lo mismo ser niño que niña. Ser negra que negro.

Sabemos que cuando un país se empobrece, las mujeres quedan más replegadas aún a las tareas de cuidado: de las personas mayores de la familia, de quienes padecen una enfermedad, del hogar de otras familias (por un pago miserable). “Si la salud pública no tiene presupuesto, sabemos quiénes van a trabajar más sin recibir nada, para mantener el equilibrio social.”, advierte Janaina Pinto. Y refuerza: “en este contexto las organizaciones sociales y los espacios de mujeres organizadas se vuelven fundamentales”.

El avance sobre los territorios

Desde el primer día, el gobierno de Bolsonaro anunció con prepotencia el avance del capital hacia territorios no mercantilizados. Según Janaina, por allí es donde se van a sufrir los más grandes impactos. En el campo y en la periferia de las ciudades.En Río de Janeiro las periferias son regiones riquísimas de agricultura y comercio popular, cultura, religiones de los pueblos originarios y de los pueblos africanos. Todo esto esta siendo destruido”, afirma.

En este sentido, Pinto asegura que “los movimientos de las mujeres tenemos que seguir buscando maneras para unirnos en la diversidad. Combinar esfuerzos entre los movimientos de la ciudad y los movimientos del campo. No podemos quedarnos más solamente en nuestros grupos”.

«Nuestra misión es amarga, es cuidar nuestro frente, construir alternativas antipatriarcales, antiracistas, pero también tenemos que mirar a este sector que apoya y plantearle el debate. Que se pueda cambiar la percepción”

La fuerza como contrapunto

En la etapa previa a las elecciones, asistimos a manifestaciones del movimiento de mujeres de Brasil bajo la consigna #elenão. ELE NO! Esta frase tan sintética como poderosa, graficó al mundo entero el rechazo rotundo de este movimiento a la figura de Bolsonaro, quien a lo largo de su campaña hizo manifiestas ideas absolutamente retrógadas y fascistas.

Al pensar en el momento actual que viven las mujeres, Janaina aporta: “El desafío para nosotras es no ir al choque frente a las barbaridades que escuchamos a diario, sino ir por las acciones concretas en torno a nuestros derechos. Un debate público se está iniciando en las calles. Y ese es un gran desafío. Encontrarnos con ese 51 % con quienes pensamos diferente. Nuestra misión es amarga, es cuidar nuestro frente, construir alternativas antipatriarcales, antiracistas, pero también tenemos que mirar a este sector que apoya y plantearle el debate. Que se pueda cambiar la percepción”

«Muchas mujeres negras, han transformado el luto por la muerte en un estímulo para la lucha, para la revolución interna que una tiene que hacer, para tener menos miedo en esta realidad tan amenazante para nuestra libertad y nuestros cuerpos”

Herederas de Marielle

Hoy hay tres parlamentarias negras en Río, que Janaina define como “herederas de la lucha de Marielle, y eso no pasó solo aquí. Muchas mujeres negras, han transformado el luto por la muerte en un estímulo para la lucha, para la revolución interna que una tiene que hacer, para tener menos miedo en esta realidad tan amenazante para nuestra libertad y nuestros cuerpos”.

Este ocho de marzo fue una gran jornada de lucha en muchos países del mundo. En Brasil al menos veintiséis ciudades fueron parte de las marchas y movilizaciones. “En Río fue muy grande y muy emocionante. Hoy nuevamente marchamos, para recordar a Marielle y para demandar, exigir justicia”, dice Janaina. 

Marielle Franco! Presente!

Ahora, y siempre!!

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

Desarrollo Web por EFEMOSSE SISTEMAS www.efemossesistemas.com.ar